domingo 25/10/20

La plantilla de la Policía Nacional en A Coruña seguirá reduciéndose en 2018

Pocas cosas ofrecen más tranquilidad al público que ver un coche patrulla cerca. Sin embargo, en A Coruña cada vez es un espectáculo más raro, por lo menos de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional durante una intervención en el Paseo de los Puentes, tomando una declaración a los testigos de un delito | quintana
Agentes de la Policía Nacional durante una intervención en el Paseo de los Puentes, tomando una declaración a los testigos de un delito | quintana

Pocas cosas ofrecen más tranquilidad al público que ver un coche patrulla cerca. Sin embargo, en A Coruña cada vez es un espectáculo más raro, por lo menos de la Policía Nacional, que en los últimos años ha venido padeciendo una reducción continua de plantilla por falta de nuevos funcionarios que reemplacen a sus compañeros jubilados. El Ministerio de Interior publicó el concurso general de méritos, el documento que determina el número de nuevos agentes que se incorporarán a las comisarías de la ciudad. Serán solo cinco, según el Sindicato Unificado de Policía (SUP): un policía, dos subinspectores y dos inspectores. Es una cifra insuficiente para cubrir las bajas, de manera que este año el número de agentes de la Policía Nacional volverá a descender en A Coruña.

”Cada año, de media, se jubilan de 15 a 20 compañeros”, se lamentó la portavoz del SUP, Sandra Castro: “No llega para nada”. Recuerda que el Gobierno central había prometido unas promociones como las de la época anterior a la crisis, cuando salían de la Academia de Seguridad cientos de agentes, que permitían no solo cubrir las bajas de los que abandonaban el Cuerpo, sino que estuvieron a punto de completar, por primera vez, el catálogo de personal en A Coruña. Por el momento, esa promesa no se ha cumplido.

Castro asegura que todos departamentos de la Policía Nacional sufren esa escasez de efectivos. “La Seguridad Ciudadana (que engloba los coches patrulla) está cogida con pinzas, los grupos de investigación están de aquella manera y la oficina de denuncias está a tope”.

El año pasado, el refuerzo consistió en siete agentes (dos policías, tres oficiales y dos subinspectores), de las 152 vacantes que existían entonces en A Coruña. Pero, además de ser menos agentes, tampoco se puede saber cuándo se incorporarán. “Lo normal es que te den un mes de asuntos propios para trasladarte y luego están las vacaciones”, apunta Castro. Los sindicatos (no solo el SUP, sino también otros, como el CEP), llevan denunciando los últimos años la situación.

Además de los nuevos agentes hay que contar con los que acudan a la ciudad en período de prácticas, y que todavía se ignora cuántos serán. Pero Castro advierte de que no es lo mismo que contar con un policía totalmente formado: “Ayudan mucho y pueden descargar de trabajo a otros agentes”.

Sin coches en la calle
La escasez de patrullas en la calle es tal que los fines de semana apenas hay uno o dos coches haciendo la ronda. Es más: en ocasiones puntuales no hubo ningún coche del 091 en la calle, porque los agentes se encontraban custodiando a un detenido.

Eso obliga a la sala del 091 a solicitar la asistencia de los agentes de la Policía Local cuando reciben una llamada que no pueden atender por falta de efectivos, a pesar de que el 092 tiene otras competencias, porque el número de patrullas municipales en la calle en cualquier turno es superior al de la Nacional.

Comentarios