martes 27/10/20

La plantilla de Alu Ibérica acudirá a la Fiscalía a denunciar su situación

El delegado del Gobierno asegura que los trámites siguen su curso ante la impaciencia de los trabajadores
Los trabajadores cortaron la carretera durante una hora y prendieron fuego a varios neumáticos | quintana
Los trabajadores cortaron la carretera durante una hora y prendieron fuego a varios neumáticos | QUINTANA

Tras salir de la enésima reunión con el delegado del Gobierno, Javier Losada, el comité de empresa de Alu Ibérica LC (la antigua Alcoa), organizó una concentración a las cinco de la tarde frente a las instalaciones de la empresa, en Baños de Arteixo, donde quemaron neumáticos y cortaron la carretera cerca de una hora en sentido salida de la ciudad. Habían ido a la reunión para pedir información de todo lo que está haciendo el Gobierno sobre el grado de cumplimiento de los acuerdos por parte de la actual propietaria, el Grupo Riesgo. ”Vamos a tener que trasladarlo directamente a Fiscalía e interponer una denuncia”, explica el presidente del comité, Juan Carlos Corbacho.

“Creemos que hay suficiente documentación, así que vamos a elaborar un informe y trasladarlo a la Fiscalía”, prometió Corbacho. El objetivo es conseguir así el amparo judicial, y las auditorías suficientes a nivel técnico y financiero. “Para establecer todo lo que pasó aquí, que puede ser peor de lo que nosotros estamos contemplando”, sospecha el portavoz sindical.

Los trabajadores llevan meses denunciando lo que consideran incumplimientos por parte de la empresa, comenzando por la propia venta del 75% de las acciones de Alu Ibérica de Parter Capital al Grupo Riesgo en abril: una venta que, según los trabajadores, se había prometido que no se realizaría cuando Parter compró las instalaciones a Alcoa en agosto del año pasado bajo la tutela del Ministerio de Industria que avaló la operación.

Tras la venta sorpresa de abril, Alcoa paralizó la inversión de 95 millones de dólares a la que se había comprometido para garantizar tanto el pleno empleo durante los dos años que dura el proceso de reconversión como la modernización de la planta para hacerla rentable. Este hecho, junto con la falta de un estatuto electrointensivo que abarate el coste de la energía eléctrica, impiden desarrollar el plan industrial previsto para sacar adelante la planta de Baños de Arteixo.

Según la plantilla, un informe de Inspección de Traballo demuestra que prácticamente la totalidad de la plantilla está sin ocupación efectiva de sus puestos de trabajo y que la planta de aluminio está al 10% de su producción.

Agencia Tributaria

El delegado del Gobierno aseguró a los trabajadores que toda la información que les han proporcionado los trabajadores y las empresas interesadas ya está en manos tanto de la Fiscalía como de la Agencia Tributaria.

Pero la plantilla no se fía, o más bien, se impacienta ante la lentitud del Gobierno. Ha pasado un año de un acuerdo de dos y todavía no ven progresos, y temen que el futuro de la empresa esté en peligro. “Lo que tengo claro es que, en vista de lo que está pasando y de lo que está pasando en Lugo, donde vemos que hay una estrategia de Alcoa para dejar de producir aluminio primario en España, para poder traer la producción desde fuera, vamos a tener que trasladarnos nosotros directamente a Fiscalía”, declaró Corbacho. l

Comentarios