miércoles 2/12/20

La plantilla de Alcoa vive en tensión las últimas horas de la subasta eléctrica

Los trabajadores de Alcoa se hicieron oír una vez más exigiendo una solución que evite el cierre de la fábrica de aluminio. En esta ocasión acudieron con sus pancartas en las que se podía leer

Los trabajadores de Alcoa, ayer en María Pita	susy suárez
Los trabajadores de Alcoa, ayer en María Pita susy suárez

Los trabajadores de Alcoa se hicieron oír una vez más exigiendo una solución que evite el cierre de la fábrica de aluminio. En esta ocasión acudieron con sus pancartas en las que se podía leer “Peche non, enerxía solución” a la plaza de María Pita (que tuvieron que compartir con otra protesta, la de la Policía Local)  mientras en el interior del Ayuntamiento se celebraba un pleno. En éste se voto una resolución en la que insta al Gobierno a cambiar el sistema energético e insta a Alcoa a retirar el proceso de despido colectivo y mantener la actividad productiva.
Durante el debate plenario el portavoz de Esquerda Unida-Os Verdes, César Santiso, ha recordado su presencia y la portavoz del PSdeG-PSOE, Mar Barcón, ha dicho al Gobierno municipal que el ruido que se escuchaba no eran “los festejos del poblado lapón” que está en la plaza, sino los trabajadores que buscan resolver su futuro.  Los trabajadores también estuvieron presentes en la tribuna d invitados del salón de plenos, a pesar de que los grito de sus compañeros que aguardaban en el exterior llegaban con claridad al interior del salón.  Mientras esto ocurría en A Coruña, el comité de empresa se encontraba en Madrid para formar parte de la mesa de negociación del despido colectivo, que había anunciado la empresa a través de una carta el día 1 de este mes.
Sin embargo, los casi 400 empleados de la planta coruñesa saben que su futuro no depende del Ayuntamiento, sino de la subasta eléctrica que tiene lugar entre ayer y hoy en la que la multinacional americana tendrá la opción de comprar la energía que necesita tanto para la fábrica coruñesa como la de Avilés, amenazada igualmente por el cierre.  

en el salón
Son muchos nervios los que soporta la plantilla, y más de uno desconfía de las intenciones de la empresa de mantener  la planta, incluso aunque accedieran a toda la energía que precisan.   Como explicó un trabajador, que acuden  que acuden al pleno de diciembre “una vez más, intentando defender el futuro de la planta” y, además, por “la moción de apoyo a Alcoa” que se presentará durante el pleno. “Todo esto es una cortina de humo. Se están dando motivos para cerrar nuestra parte que no son reales ”.
Expresaban así unas dudas que ya planteó en su día el ministro de Industria, José Manuel Soria, que aseguró que Alcoa podría haber comprado toda la energía eléctrica que necesitaba en la anterior subasta de haberlo deseado. Que la multinacional haya decidido seguir adelante con el proceso de despido colectivo después de que el Gobierno hubiera anunciado la subasta extraordinaria lo hace aún más sospechosos.
Pero los mismos empleados reconocen sobre esta subasta que   “hay muchos puntos del BOE que no aclaran mucho los términos” por lo que esperarán “al resultado final”. “Nosotros, en principio, somos optimistas. Entre hoy y mañana se sabrá si las intenciones que da la empresa son reales o si es todo  fachada”, comentaron los empleados.

Comentarios