miércoles 21/10/20

El plan director prevé adaptar Alvedro a 3,3 millones de viajeros pese a la negativa del presidente de AENA

Los actores que se sientan afectados de alguna manera por el nuevo plan director de Alvedro tendrán la oportunidad de presentar alegaciones durante los próximos 45 día

De cumplirse las previsiones del plan habría que cambiar toda la fisonomía del lado “aire” de la terminal | pedro puig
De cumplirse las previsiones del plan habría que cambiar toda la fisonomía del lado “aire” de la terminal | pedro puig

Los actores que se sientan afectados de alguna manera por el nuevo plan director de Alvedro tendrán la oportunidad de presentar alegaciones durante los próximos 45 días, si bien el borrador ya prevé desdecir al presidente de AENA, Jaime García-Legaz, que hace unas semanas rechazó en una vista a A Coruña acometer una ampliación del aeropuerto con el consiguiente enfado del Ayuntamiento. El documento, sin embargo, prevé preparar la terminal para albergar a 3.300.000 pasajeros al año, pero sin indicar fechas concretas para las actuaciones.
El Ministerio de Fomento piensa que el máximo desarrollo posible para Alvedro está en los 3,3 millones de pasajeros al año (ahora los límites están en 1,3 millones, según indica el Documento de Regulación Aeroportuaria, Dora), los 3.420 usuarios en hora punta y las 29.000 operaciones totales entre enero y diciembre. Así lo indican los técnicos que han elaborado el futuro plan director de la infraestructura, que ahora cuenta con un documento marco que data de 2001.
La hoja de ruta no se compromete a una reforma completa de la terminal sino al posible retranqueo de la fachada hacia la torre de control, de tal manera que se ganarían 14.000 metros cuadrados más de espacio. Otra de las opciones que se propone es el movimiento de la pared que da al sur incrementando “en unos 5.000 metros cuadrados” el lugar. “Cualquiera de las alternativas propuestas permite cubrir sobradamente las necesidades existentes hasta el último horizonte de estudio”, remarcan.
En cualquier caso, tal y como advertían el Gobierno local, los empresarios, los trabajadores de la terminal y otros colectivos, el plan avisa de la “falta de capacidad de las instalaciones actuales del aeropuerto”, en concreto de algunos equipamientos.

Atención a aviación comercial
En el texto, los expertos dejan claro que consideran necesario “aumentar las puertas de embarque” y el espacio de la plataforma para estacionar los aviones, remodelando esta instalación.
Por contra, no se espera cambiar las zonas de estacionamiento salvo una que podría quedar afectada –al igual que la actual calle de acceso al aeropuerto– por las actuaciones que se quieren realizar en la parte de la plataforma, los hangares y la pista.
Igualmente habrá que adquirir terrenos para derribar varias viviendas y aprovechar el espacio. Con estas demandas por delante, Fomento y AENA tendrán que eliminar varios de los hangares actuales para reubicarlos. Los redactores del proyecto entienden que para ampliar el lugar de la aviación comercial tiene que reubicarse la halconera, construir una nueva plataforma para dar servicio a la aviación general así como un hangar y una terminal. Incluso se estudia crear espacios diferenciados para las aeronaves ejecutivas, los helicópteros de la Guardia Civil, la DGT y Salvamento Marítimo (Helimer). Según el planteamiento de cara a 2021 la escuela de la Aeroflota del Noroeste también debe moverse.
Es decir, salvo que se rechacen estos planteamientos en unas alegaciones que sean tenidas en cuenta, prácticamente habrá que cambiar toda la fisonomía del área de acceso restringido a los usuarios de Alvedro.
De llevarse a cabo todas las obras que contempla el nuevo documento marco para el futuro de la infraestructura coruñesa, la inversión requerida sería de casi 137 millones de euros. Los gastos estimados establecen que 126 de esos millones serían para infraestructuras y el resto para equipos e instalaciones complementarias a las actuaciones previstas en primera instancia. l

Comentarios