jueves 28.05.2020

Un patrimonio que florece en invierno

Palexco ofrecía ayer una estampa de tonalidades alegres que no se parecía en nada a lo que se veía tras el cristal. La undécima Exposición de la Camelia daba paso a un ejército de plantas alineadas según la especie a la que pertenecían.

Los aficionados al cultivo de esta planta se acercaron a Palexco para conocer novedades	quintana
Los aficionados al cultivo de esta planta se acercaron a Palexco para conocer novedades quintana

Palexco ofrecía ayer una estampa de tonalidades alegres que no se parecía en nada a lo que se veía tras el cristal. La undécima Exposición de la Camelia daba paso a un ejército de plantas alineadas según la especie a la que pertenecían, que dieron buena cuenta de que la camelia gusta mucho en esta esquina del mapa.
Representantes de viveros, profesionales y aficionados de toda Galicia se acercaron hasta la cita para conocer novedades acerca de un cultivo en auge que cada vez gana más adeptos. Y es que el encuentro que se repite desde hace once inviernos en la ciudad se completará este año con el Congreso Internacional de la Camelia, que tendrá lugar en Galicia y que culminará con una visita guiada por A Coruña, que funcionará a su vez de recepción oficial.
Es por eso que la exposición que se alargará durante la jornada de hoy, en un horario de 11.00 a 21.00 horas, será una especie de preámbulo de un evento que acabará por juntar a especialistas de todo el mundo. Conocedores de los cuidados de las camelias hasta el punto de que su cultivo está considerado arte, los que ayer se pasaron por Palexco pudieron asistir también a la conferencia que daba el ingeniero agrónomo Guillermo Hermo por la tarde.
El experto trazaba mentalmente un ruta camelística que incluía la ciudad como parada obligatoria para ahondar sobre un proyecto como el del pazo de Rubianes. Además de un paseo entre camelias, los interesados podrán comprar hoy también ejemplares para hacer de su finca un abanico amplio de variedades. De colores caprichosos en un mundo que forma parte del patrimonio del país igual que los tojos y los carballos. Y es que en la actualidad, existe un mapa que pone cruces en los sitios en los que la camelia florece y que puede ser otra alternativa para adentrarse en Galicia de una forma diferente.
En el croquis, la ciudad se presenta como uno de los doce lugares emblemáticos en los que es esencial bajarse del coche. En concreto, el pazo de Mariñán es escenario de un paisaje de camelias que acampan a sus anchas por sus jardines y confirman que a esta planta le favorece el clima atlántico.

cultura del cultivo
Iniciativas como esta pretenden promocionar la cultura del cultivo, su cuidado y conocimiento entre todos los coruñeses, además de servir como reivindicación de un patrimonio vegetal propio de una península que amanece en invierno rodeado de camelias en flor.
Esta particularidad ayuda a los gallegos a superar la temporada de frío con optimismo. Son como una especie de aspirina en una época que se caracteriza por la ausencia de colores. Por su parte, el Ayuntamiento agradecía la colaboración y el esfuerzo de la Xunta para la celebración del evento, así como de la Sociedad Española de la Camelia y de la Diputación.

Comentarios