jueves 3/12/20

El pasaje de la ruta a Londres cayó un 5% por la competencia de Lavacolla

Una vez cerrado el tercer trimestre del año en Alvedro, ya se pueden establecer distintos análisis sobre cómo han ido evolucionando los diferentes destinos que se ofertan desde A Coruña.

El vuelo a Londres tenía mayor demanda en 2016 | javier alborés
El vuelo a Londres tenía mayor demanda en 2016 | javier alborés

Una vez cerrado el tercer trimestre del año en Alvedro, ya se pueden establecer distintos análisis sobre cómo han ido evolucionando los diferentes destinos que se ofertan desde A Coruña. Más allá de la supresión del puente aéreo a Bilbao en diciembre del año pasado, la conexión que ha resultado peor parada en lo que va de año es una de las dos líneas internacionales. El pasaje de los aviones que viajan a Londres cayó un 5%, en estos nueve meses en relación al período de referencia de 2016.
La puesta en marcha de una nueva oferta para unir Galicia con Londres desde Lavacolla (Santiago) por parte de Vueling hace unos meses ha ido deteriorando los resultados que tenía esta conexión en A Coruña. Si bien es cierto que sigue siendo una ruta irrenunciable porque hasta septiembre aportó 75.304 usuarios, los datos cayeron un 5% en relación a los que se manejaban a estas alturas del pasado ejercicio.
Parte de la culpa parece tenerla la falta de coordinación de las rutas, que ha vuelto a demandar el Ayuntamiento en las últimas semanas, porque unos aeródromos gallegos se hacen la competencia a otros sin que nadie ponga coto a la situación. Vueling decidió implantarse también en Santiago a pesar de contar con una subvención municipal de María Pita.
 

Lisboa y las islas
Curiosamente, es la otra ruta fuera de España, la de Lisboa, la que mayores ascensos está logrando. Para ello fue fundamental que Tap Portugal enviara aviones más grandes a la terminal coruñesa. La importancia de otros de los aeródromos más alejados han cambiado mucho en 2017. Se trata de los movimientos a Tenerife y Gran Canaria, que son un éxito todos los veranos.
Sin embargo, de enero a septiembre se perdieron cerca de 3.000 viajeros a Tenerife y más de 1.000 a la otra isla, en parte porque mientras en lo que va de 2017 hubo cuatro meses de parón en las líneas, el año pasado solo se dejaron de operar durante dos meses de la temporada invernal.
En el capítulo de buenas noticias tanto Barcelona –con una tercera frecuencia parte de la semana– como Madrid (con Iberia y Air Europa) mantienen su crecimiento y siguen siendo los principales soportes de las estadísticas de pasajeros.
No obstante, tampoco se puede negar el mérito de Vueling a la hora de afianzar en la parrilla Sevilla y Valencia, que volvía a promocionar hace unas semanas en la ciudad con un innovador evento. En el primero de los casos la subida de clientes en relación al año pasado es de un 12% , mientras que en el segundo casi mejoró un 35%. A falta de tres meses, se superó el total anual de 2016.

Comentarios