martes 16.07.2019

Parter Capital garantiza el 100% del empleo en Alcoa dos años a la espera de un estatuto eléctrico

La empresa confía en que sus planes en el sector aeronáutico y automovilístico garanticen por sí solos 250 puestos

La reunión de la comisión de seguimiento del proceso de Alcoa en Madrid se dilató hasta altas horas de la noche, mientras los delegados comprobaban la documentación. El acuerdo es que Parter Capital, el fondo suizo, garantizará el trabajo del 100% de la plantilla, no solo en A Coruña, sino también en Avilés, a dos años vista. Si el precio de la energía permite la producción de aluminio primario, este compromiso de empleo podría mantenerse más allá de esa fecha. De lo contrario, se mantendrían 250 trabajadores en los proyectos que el fondo de inversión tiene planteados para las dos plantas españolas.


El fondo de inversión helvético asegura que su proyecto se va a centrar en productos industriales de alto valor añadido vinculados al sector aeronáutico y automovilístico, y no a la gama baja de producción de aluminio primario que realiza a día de hoy A Coruña. El presidente del comité de empresa, Juan Carlos Corbacho, mantiene que la multinacional americana del aluminio, Alcoa, les presiona para que acepten ya el trato, pero los trabajadores quieren asegurarse de que se atan todos los cabos. Es por eso que la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, declaró ayer que Parter Capital garantiza a los trabajadores de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés “no solo dos años, sino que tiene un proyecto para poder seguir trabajando en España”.

Mientras que el Gobierno espera que se firme el acuerdo esta misma semana, quizá el domingo. Corbacho advierte de que esto “continuará más allá del día 30” fecha límite del ERE, que se ejecutará el 1 de julio. El presidente del comité de empresa coruñés señalaba así que seguirán ejerciendo presión sobre la empresa para garantizar una salida a aquellos trabajadores que no deseen permanecer en la planta.

Compromisos
Respecto al Gobierno, la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, al ser preguntada por la carta que, según los sindicatos, el Ejecutivo ha enviado a Parter en la que se compromete a poner en marcha medidas que rebajen la factura eléctrica entre 12 y 15 euros el megavatio por hora, Maroto no quiso entrar en valoraciones, si bien manifestó que por parte del Gobierno “hay hechos, además de compromisos”, en el apoyo a la industria electrointensiva.
Recordó que el Ejecutivo invirtió este año 175 millones de euros en subvenciones para compensación de costes de CO2 y 200 millones en las subastas de interrumpibilidad convocadas desde que el PSOE gobierna. Más que los hogares, la industria electrointensiva fue la principal beneficiaria de los recursos que se movilizaron para reducir la factura energética. Y se sigue trabajando en el Estatuto del Consumidor Electrointensivo, muy necesario para el sector.
Respecto a la reducción que supondrá el estatuto, Maroto señaló que están haciendo estimaciones, pero ahora mismo no pueden avanzar el impacto. Sobre todo, porque al presentarse el primer borrador, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) advirtió de que los mecanismos incluidos en el proyecto de real decreto podían incurrir en ayudas de Estado, lo que obligó a modificarlo. l

Comentarios