martes 19/1/21

El parque de Bens podría triplicar sus visitantes con el Museo de la Automoción

Hay mucha gente que cumple los 20 años sin saber qué va hacer de su vida y al parque de Bens le pasa lo mismo. La zona verde está infrautilizada debido a su ubicación, demasiado alejada del centro: solo recibe 215 visitas de media al día, según las estadísticas de 2014 y 2015.

El cálido verano ha dejado el parque de Bens, de gran valor ambiental según el Ayuntamiento, totalmente reseco	 pedro puig
El cálido verano ha dejado el parque de Bens, de gran valor ambiental según el Ayuntamiento, totalmente reseco pedro puig

Hay mucha gente que cumple los 20 años sin saber qué va hacer de su vida y al parque de Bens le pasa lo mismo. La zona verde está infrautilizada debido a su ubicación, demasiado alejada del centro: solo recibe 215 visitas de media al día, según las estadísticas de 2014 y 2015. Su máximo en una jornada son 350. Sucesivas administraciones han tratado de dotar de contenido sus 60 hectáreas. La Fundación Jorge Jove pretendía instalar allí el Museo de la Automoción con el que se podría multiplicar el número de visitas. Tomando como referencia el Aquarium Finisterre, que recibe a más de 600 visitantes al día, el museo podría triplicar el número de visitantes que recibe Bens.
El proyecto ya estaba muy avanzado con la firma de un contrato con la Fundación Jorge Jove en abril de 2015 por el que se le cedía el terreno pero se paralizó con al llegada de la Marea Atlántica al Ayuntamiento. El 22 de junio de ese año, el alcalde, Xulio Ferreiro, declaró que el parque debía “dedicarse o ocio e debe servir para que todos os veciños disfruten da natureza, xa que nesta cidade non vamos sobrados de zonas verdes” y señaló que se trataba de una zona rústica, que no admitía la construcción de un museo, tal y como estaba proyectado. El PP aseguró siempre que su proyecto del Museo de la Automoción no robaría espacio al parque, porque pensaba ampliarlo con 170.000 metros cuadrados de suelo rústico, que había comprado meses antes. 

un año sin medidas
El programa electoral de la Marea Atlántica contemplaba interrumpir el proyecto. Ferreiro consideró que lo que realmente necesitaba Bens era promoción, porque el público en general no era consciente del “gran valor” del parque. 
Pero el tiempo pasó sin que se tomaran medidas. El PP tenía pensado comenzar las obras este mismo año, pero hubo que esperar hasta la semana pasada para que se concretara en una iniciativa: la concejala de Medio Ambiente, María García, y la de Participación Ciudadana, Claudia Delso, convocaron un “proceso abierto para afianzar os usos actuais” del parque, siempre primando los criterios de conservación natural. 
Según explicaron ambas ediles en rueda de prensa, Bens es utilizado a menudo por los dueños de perros para soltar a sus mascotas (de forma ilegal), por lo que uno de los proyectos que piensan poner en marcha es una zona de esparcimiento canino. Pero también quieren fomentar actividades deportivas, escolares y de la naturaleza (en esa zona se pueden observar varias especies de pájaros).  
Ahora, el Ayuntamiento espera que la ciudadanía participe en un encuentro abierto para decidir los usos de Bens en el centro de empleo municipal de Los Rosales. La cita está fijada para el 29 de este mes a las seis de la tarde. Todas las personas que quieran hacer sus propuestas deberán inscribirse en el 010.

Comentarios