domingo 24/1/21

El Parlamento pide a la Marea que no bloquee el centro de salud de Santa Lucía

El futuro centro de salud de Santa Lucía continúa provocando enfrentamientos entre las formaciones políticas a la espera de que se encuentre una solución que sea satisfactoria para todas las partes.

El mercado continúa funcionando en una parcela que también debería acoger el centro de salud | quintana
El mercado continúa funcionando en una parcela que también debería acoger el centro de salud | quintana

El futuro centro de salud de Santa Lucía continúa provocando enfrentamientos entre las formaciones políticas a la espera de que se encuentre una solución que sea satisfactoria para todas las partes. Ayer fue el turno del Parlamento autonómico, en el que poco se habló de cuestiones técnicas y la nota predominante fueron las acusaciones mutuas entre los partidos políticos y se pidió que la Marea no bloquee este nuevo ambulatorio.
El Partido Popular afeó la postura de En Marea, algo lógico dado el enfrentamiento entre la Consellería de Sanidade y el Gobierno local, pero también tuvo críticas para el Partido Socialista a razón de una proposición no de ley en la que no obtuvieron apoyos (PSOE y BNG se abstuvieron y En Marea votó en contra) para pedir seguir trabajando en la construcción de esta infraestructura.
El diputado popular Gonzalo Trenor acusó a los socialistas de continuar sin posicionarse respecto al nuevo espacio sanitario para el barrio de A Falperra, situación que considera que puede deberse al temor a la Marea.
“O goberno da Marea bloquea proxectos incluso do PSOE e vostedes non fan nada porque quizais lle teñen medo á Marea ou a que Martínez os cese”, aseveró el popular haciendo referencia a Iago Martínez, jefe de gabinete de Xulio Ferreiro.
Desde la formación popular también se lamentó que la formación socialista siga “sen posicionarse e con equidistancia”, aunque añadió que no es algo que le extrañe ya que entiende que es “o que fai o PSOE”.

Respuesta
El PSdeG no eludió la oportunidad de responder al Partido Popular, a quienes explicaron que su postura se debe a que les gustaría “coñecer os informes para saber as compatibilidades e saber cal é a solución técnica asistencial”, indicó el diputado Juan Díaz Villoslada.
Este también apuntó que si el centro de salud no se puede hacer en Santa Lucía, debe permanecer en el barrio y no ser trasladado a otros lugares como el Paseo de los Puentes.
El diputado socialista centró su intervención en criticar la disputa que mantienen el PP y la Marea a través de la Xunta y el Gobierno local. “Asistimos a unha partida de ping pong coa utilización do centro de saúde”, dijo Villoslada, quien añadió que se está produciendo “un xogo partidario cando son as necesidades sanitarias as que se deben resolver”.
El enfrentamiento entre el PP y la Marea fue la nota predominante y salpicada de acusaciones mutuas sobre el bloqueo de inversiones. El popular Gonzalo Trenor agradeció el trabajo de la agrupación vecinal y de comerciantes de A Falperra, que presentó 3.200 firmas de apoyo a su petición. Además, el diputado del PP cargó con dureza contra la Marea, quienes a su parecer “só defenden as democracias e as votacións cando respaldan o que eles queren” y calificó de “absurdo” lo que sucede en la ciudad. “Hai un Goberno local que pon obstáculos para que outras administracións non fagan melloras”, destacó.
A todo ello solo encuentra una “explicación lóxica” que sería que se “priorizan os intereses particulares”. “Agora sospeitamos que xa non é por unha cuestión ideolóxica, senón por cuestión de negocio”, apuntó.
Trenor también acusó al Gobierno local de “mentir” y en relación a ello puso de manifiesto lo sucedido tras la última reunión entre la Xunta y el Ayuntamiento, a mediados de diciembre.
Así, relató que el asesor del alcalde lo acompañó “a unha ­reunión na que se acorda realizar un estudo, do que inda non se sabe nada, e vintecatro horas despois o alcalde di que o estudo sinala que non se pode facer o centro en Santa Lucía e invéntase que hai unha nova ubicación, da que ninguén sabe onde está”.
La respuesta desde En Marea a la intervención del Partido Popular llegó de la mano de Eva Solla, quien recordó a Trenor que hay otros compromisos de la Xunta con A Coruña que no se están respetando como el colegio de Novo Mesoiro, las inversiones en la ciudad o la estación intermodal.
Además, la diputada de En Marea acusó al diputado popular de intentar “rascar votos” y le solicitó que hablase con la Consellería de Sanidade porque “eles xa lle poden explicar que o diálogo co Concello da Coruña está avanzado”. Solla también acusó al PP de no interesarse por la salud de los vecinos porque “os recortes en sanidade mantéñense” y así explicó que desde el Partido Popular “pretenden un usar un tema de saúde para recuperar unha cidade que perderon pola mala xestión”.

Libre de críticas
Finalmente, Montse Pardo fue la encargada de tomar la palabra por parte del BNG, quien no recibió ninguna crítica, y lo hizo para denunciar que el PP defendiese la recogida de firmas de los vecinos de A Falperra cuando en otras ocasiones no se han tenido en cuenta.
“Sácaselle máis rédito ao desencontro porque mentres se fai ruído, non se soluciona”, aseguró Pardo, quien requirió que “os veciños da Falperra non sexan os paganos e que non estean no medio do fogo cruzado”.

Comentarios