• Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

El Parlamento apoya por unanimidad exigir la quita de la deuda al Puerto

El Parlamento gallego aprobó ayer, por unanimidad, una moción presentada por el grupo de En Marea para exigir al Gobierno central la condonación de la deuda que asumió la Autoridad Portuaria de A Coruña para la construcción del Puerto Exterior

El Parlamento apoya por unanimidad exigir la quita de la deuda al Puerto
El grupo parlamentario de En Marea consiguió el apoyo para su reivindicación al Estado | efe/lavandeira jr
El grupo parlamentario de En Marea consiguió el apoyo para su reivindicación al Estado | efe/lavandeira jr

El Parlamento gallego aprobó ayer, por unanimidad, una moción presentada por el grupo de En Marea para exigir al Gobierno central la condonación de la deuda que asumió la Autoridad Portuaria de A Coruña para la construcción del Puerto Exterior de punta Langosteira, que lleva aparejada la venta de muelles interiores para hacer frente al pago. Con todos los grupos de acuerdo en esta propuesta, y la salida adelante también de la medida del PP con los votos a favor de este único partido, lo más llamativo de la jornada fue que los diputados del PSdeG votaran a favor de reclamar la quita cuando el grupo municipal socialista se pronunció en contra de la misma cuestión en el pleno municipal celebrado este lunes.
Después de que Marea Atlántica viese respaldada una medida similar esta semana con los votos del PP –el PSOE la rechazó y el BNG se abstuvo–, En Marea hizo ayer lo propio con una moción que se debatió en el Parlamento en la tarde del martes y que se votó ayer. La formación reclamó para el Puerto coruñés el mismo trato que para el puerto de Valencia, para el que el Gobierno central ya ha anunciado que perdonará una deuda a pesar de que esta es mayor que la de la Autoridad Portuaria y se debe a la celebración de eventos deportivos.
El parlamentario Antón Sánchez concretó que la amortización vendría a evitar la venta de los terrenos del borde litoral de la ciudad incluidos en el convenio de 2004 entre las distintas administraciones y, también, incluyó la necesidad de crear un ente consorcial que gestione el futuro de esos espacios con la ciudad a la cabeza de las decisiones.

Conexión ferroviaria
Igualmente demandó que en los presupuestos de 2019 ya reserven alguna partida para garantizar la conexión por ferrocarril a Langosteira y actuaciones para el resto de instalaciones portuarias de la comunidad. Este planteamiento que fue votado ayer consiguió ser defendido por todos los grupos con representación en la Cámara gallega, lo que despertó cierto desconcierto por las posturas enfrentadas dentro del PSOE.
Los socialistas sentados en la sede de O Hórreo dijeron sí al proyecto de reivindicación estatal de En Marea dos días después de que el grupo local socialista en A Coruña se negase a apoyar una moción similar de Marea Atlántica en el pleno municipal por considerar que introducir como objetivo fundamental la condonación de la deuda era una cuestión “electoralista”.
A esta sorpresa se llegó después de que por la mañana se sometiese a debate la propuesta del PPdeG sobre el mismo asunto que, en este caso, solo obtuvo el apoyo del propio grupo defensor.

Con aplicación real
A la hora de presentar la proposición no de ley, la ponente Teresa Egerique recordó el anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez para Valencia y reclamó “un trato igualitario cos portos galegos de interese xeral”.
“A petición é xusta e está en sintonía co que todos agardamos dun goberno sensato, que é un trato equitativo e igualitario entre comunidades autónomas”, resaltó. En ese recorrido de la idea hasta llegar a someterse a la opinión general, la portavoz del BNG, Ana Pontón, criticó que el PP “se entere agora da discriminación cara os portos galegos” y tildó de “vergonzoso” el convenio de 2004 vigente, que recoge la venta de varios muelles para poder hacer frente a la inversión en la dársena exterior.
A pesar de haberse abstenido en el pleno local, los nacionalistas aseguraron confiar “en que o acordo non quede en papel mollado e serva realmente para poñer punto final á discriminación do Estado co Porto da Coruña”. l