jueves 29/10/20

La pareja detenida por vender heroína en la Ciudad Vieja acepta una pena de tres años de cárcel

Penas de tres años y tres años y dos meses de prisión aceptaron ayer ante una tribunal de la Audiencia coruñesa las dos personas que en noviembre del año pasado fueron detenidas

la pareja residã­a y guardaba la droga en la calle de herrerã­as         quintana
la pareja residã­a y guardaba la droga en la calle de herrerã­as quintana

Penas de tres años y tres años y dos meses de prisión aceptaron ayer ante una tribunal de la Audiencia coruñesa las dos personas que en noviembre del año pasado fueron detenidas en la Ciudad Vieja como responsables de lo que la Policía denominaba un “punto negro” de venta de heroína a pequeña escala.
Los acusados, que son pareja y que hasta ayer cumplían prisión preventiva por estos hechos, reconocieron su implicación en el negocio ilegal después de aportar informes médicos y penitenciarios que acreditan el tratamiento de deshabituación al que ambos están siendo sometidos. Con ellos en la mano, la representante del Ministerio Fiscal aceptó ayer moderar sus peticiones de condena –inicialmente, de cinco años de reclusión–, al aceptar que las ganancias que generaban con la venta de heroína iban dirigidas a “costear su elevado consumo diario”, que venían realizando “desde la adolescencia”.
Los hoy acusados fueron detenidos hace cerca de un año después de una operación policial que se vio apoyada por la Fiscalía antidroga y que recibió el nombre de “Operación City”. Durante varias semanas, los miembros de la Brigada de Estupefacientes se dedicaron a vigilar y documentar las transacciones de compraventa, que en ocasiones se desarrollaban en plena calle, en la plaza de Las Bárbaras o delante de la Colegiata.

en su piso
Tras los arrestos se procedió al registro de la vivienda de los sospechosos, situada en el mismo casco histórico, en la calle de Herrerías. Allí, los agentes intervinieron dinero procedente de las transacciones y buena parte de la droga que se decomisó en el operativo: 23 gramos de heroína, 160 pastillas de metadona y una pequeña cantidad de resina de cannabis.
Desde que se cerró la investigación, los hoy condenados han estado en prisión preventiva, una situación  que podría modificarse a la vista de las peticiones que formularon ayer en la vista la fiscal y las defensas, proclives a dejarles en libertad hasta la ejecución de la sentencia.
En el caso de la mujer, al carecer de antecedentes, podría no tener que volver a ingresar en prisión, si se admite la petición de su abogado para seguir el tratamiento en régimen abierto. Por contra, el hombre tuvo que asumir una pena de dos meses más por tener una sentencia previa por el mismo que lo convierte en reincidente y por la que, de hecho, se encuentra cumpliendo dos años y cuatro meses en la actualidad. n

Comentarios