jueves 22/10/20

La OSG y Xoel López hicieron disfrutar con un concierto único a un Coliseum “lleno”

Las 800 localidades que se pusieron a la venta se agotaron y se completaron con el streaming
Xoel López y su banda actuaron ayer junto a la OSG en el Coliseum | pedro puig
Xoel López y su banda actuaron ayer junto a la OSG en el Coliseum | pedro puig

Que la música vuelva a sonar sobre un escenario, en los tiempos que corren, ya es una buena noticia, que lo haga en A Coruña, lo es por partida doble, y ya si es con público, se convierte en un gran acontecimiento. Si con eso no bastara, lo vivido ayer en un Coliseum “lleno” fue único, debido a la atípica alianza que formaron Xoel López y la OSG para el disfrute de los presentes.

Había sido presentado como un “concierto extraordinario”, y no solo lo era por la alianza musical, sino porque las gradas del recinto albergaban a 800 personas, el máximo de entradas presenciales que se podían poner a la venta por el Covid-19.

El repertorio, cuyos arreglos corrían a cargo de Daniel G. Artés, estuvo compuesto por temas icónicos y nuevos del artista coruñés, como “Tierra”, “Hombre de ninguna parte” o “Tigre de bengala”, interpretados por el propio músico, junto a su animada banda y junto a una OSG comandada por su director Dima Slobodeniouk. Una OSG a la que Xoel dijo estar “superagradecido”.

El propio director de orquesta explicaba en los días previos que este concierto conectaba dos mundos. La referencia la hacía por lo distante que podrían parecer la música de Xoel y la de la Sinfónica, algo que ayer pudo ser desmitificado. 

Pero la conexión también se realizó de otro modo, ya que el público del concierto no solo fueron las 800 personas que consiguieron una localidad, sino que además, hubo mucha gente siguiéndolo desde sus propios hogares.

Y es que lo “extraordinario” de este concierto también se reflejó aquí, ya que la promotora del evento dispuso de entradas para ver la actuación online, tanto en “palcos privados”, como en “palcos interactivos”, logrando que fueran más las personas que pudieran disfrutar de una unión musical pocas veces vista sin riesgos sanitarios, demostrando que la cultura es segura en estos tiempos de Covid.

Comentarios