miércoles 5/8/20

La oposición solicita que se condecore a los participantes en el rescate de San Juan

Los partidos políticos con representación municipal (el PP, el PSOE y el BNG) han solicitado al Gobierno local el reconocimiento público del valor desplegado por el personal del servicio de emergencias en el rescate de un joven que se bañó en La Coraza en la mañana de San Juan.

En el rescate participaron dos docenas de personas	javier alborés
En el rescate participaron dos docenas de personas javier alborés

Los partidos políticos con representación municipal (el PP, el PSOE y el BNG) han solicitado al Gobierno local el reconocimiento público del valor desplegado por el personal del servicio de emergencias en el rescate de un joven que se bañó en La Coraza en la mañana de San Juan. Fueron cerca de 25 personas las que participaron en el rescate, formando una cadena humana cuyos eslabones eran miembros e Cruz Roja, Protección Civil, Policía Local y un guardia de seguridad, entre otros.
La petición se realizó durante la comisión de Seguridad Ciudadana, que se había convocado para aprobar de forma definitiva el Reglamento de Honores y Distinciones de la Policía Local, En ella, la portavoz del grupo municipal del PP, Rosa Gallego, señaló que considera justo que se reconozca la “valiente labor” desarrollada. Gallego mencionó a Garlos García Touriñán, el director municipal de Seguridad Ciudadana, que no dudó a arrojarse al agua, así como dos inspectores de la Policía Local, entre otros.

un joven ebrio
Los tres resultaron afectados por la hipotermia y el agotamiento que les generó al lucha por sacar al joven de Guitiriz de las aguas. La víctima había decidido darse un baño en el agua, a pesar de la prohibición vigente. El suceso ocurrió en un momento delicado del operativo de San Juan, cuando la playa estaba prácticamente vacía y lista para el comienzo de la operación de limpieza. Tampoco se había puesto en marcha el servicio de socorrismo pero el joven, que estaba ebrio, decidió darse un chapuzó al pie de la Coraza vestido todavía con pantalones vaqueros, a pesar de que la marea era fuerte y arrastraba hacia el interior, muy cerca de los escollos. Pero la zona estaba llena de efectivos de los servicios de emergencia, tanto de Protección Civil como la Policía Local, y todos se echaron a correr hacia el mar.
El individuo estaba muy cerca de la orilla, pero volver a ella era muy difícil, sobre todo porque el individuo no colaboraba. Al parecer, le molestaba que los servicios de emergencia hubieran interrumpido su baño y adoptó una resistencia pasiva, obligándoles a cargar con su peso.
Fueron unos minutos escasos, pero angustiosos, que pusieron a prueba la resistencia de los rescatadores. Cuando por fin consiguieron pisar la arena, uno de ellos se encontraba tan rendido que tuvo que ser trasladado al Hospital en camilla, aquejado de una hipotermia, al igual que un compañero suyo, que había tragado mucha agua, y el propio Touriñán, también se hallaba agotado.
En cuanto al imprudente joven, fue arrestado bajo los cargos de desobediencia a la autoridad y poner en peligro a los agentes. El propio jefe de la Policía Local, José Antonio Brandariz, fue el que le puso las esposas en la playa del Orzán, nada más salir del agua.

Comentarios