miércoles 21/10/20

La oposición “fuerza” la revisión de todo el programa de compra de pisos de la Marea

El pleno aprobó con los votos de toda la oposición que se envíe el expediente completo del programa de adquisición de vivienda al Consello Consultivo por las presuntas irregularidades

Concejales del Partido Socialista y del Partido Popular conversan antes del pleno, en el que hubo protestas de la Policía Local | patricia g. fraga
Concejales del Partido Socialista y del Partido Popular conversan antes del pleno, en el que hubo protestas de la Policía Local | patricia g. fraga

El pleno aprobó con los votos de toda la oposición que se envíe el expediente completo del programa de adquisición de vivienda al Consello Consultivo por las presuntas irregularidades detectadas en la compra de dos pisos a un afín a la Marea, cuyos concejales optaron por la abstención.
El Gobierno local intentó que se votase solo y por separado enviar al Consultivo solo los expedientes de uno de los pisos del firmante del manifiesto, declarado como nulo por la asesoría jurídica, y otro en la Barrera, sobre el que el organismo muestra sus dudas sobre la legalidad de su compra. Estos dos fueron los que llevó a una junta de gobierno que se celebró antes del pleno, pero esta propuesta fue rápidamente tumbada por el Partido Popular, quien había solicitado el pleno extraordinario y exigieron que el acuerdo que se votase fuese el que habían planteado de manera inicial.


La oposición se mostró contundente a la hora de hacer ver al Gobierno local que el proceso estaba plagado de incumplimientos de las bases y que la maniobra de pedir un informe a la asesoría jurídica al final era insuficiente y llegaba tarde.

“Escándalo sin precedentes”
La portavoz del PP, Rosa Gallego, fue la encargada de abrir fuego con una pormenorizada exposición de motivos en la que criticó tanto las “irregularidades” cometidas durante el proceso como la postura de negación de la Marea y la táctica empleada por el Gobierno local.
Así, calificó la situación de “escándalo sin precedentes” y tildó de “broma de mal gusto” que la causa por la que se anule una compra al afín a la Marea sea que incumple por 2 centímetros “la altura” necesaria para ser una vivienda. Gallego recordó que el expediente de esta propiedad estaba repleto de aspectos que incumplían las bases del programa y así enumeró una tras otra, y lo mismo para el otro piso del mismo propietario, ubicado en la calle de Santander.

Mientras, el socialista José Manuel Dapena señaló que la gestión del asunto del equipo de gobierno está siendo “lamentable”, lo definió como “un error tapados con otros que hacen el inicial más grande” y lo comparó con el “guión de un programa de Iker Jiménez”.
Avia Veira, portavoz del BNG, lamentó la “laxa” interpretación de las bases, la “imaxe” que está dando el Ayuntamiento y que se aprecian “múltiples erros” en el expediente. Además, aseguró que a la Marea le “honra” haber pedido un informe a la asesoría jurídica aunque cree que lo hicieron porque se vieron obligados a ello.

Por su parte, la “defensa” de Xiao Varela, concejal de Regeneración Urbana y uno de los principales implicados en el proceso, se basó en alegar que había sido la “iniciativa propia” de la Marea la que les había llevado a investigar a fondo las presuntas irregularidades y a convocar comisiones para tratar el asunto. Estos aspectos fueron rebatidos por la oposición y el PP lo definió como “el colmo”. El edil de Urbanismo hizo hincapié en las conclusiones del informe de la asesoría jurídica y reconoció que hay “erros subsanables” respecto a alguno de los pisos y otros que no lo son.
Un aspecto muy criticado tanto por populares como por socialistas fue la gestión de la compra de los dos pisos y que las resoluciones no se publicasen en el BOP antes de las adquisiciones. “De esta manera se habría evitado el escándalo”, advirtió Rosa Gallego y Dapena se expresó en términos similares.

El Partido Popular y el Partido Socialista también coincidieron a la hora de pedir responsabilidades a los ediles. “Xiao Varela, responsable urbanístico del expediente, y Alberto Lema, responsable de autorizar la compra, si tuviesen un mínimo de dignidad deberían dimitir”, indicó Rosa Gallego. Además, el PSOE preguntó al alcalde si iba a continuar “ausente” en este tema.
Otro punto que fue abordado por el PP, el PSOE y la Marea fue el papel de los funcionarios en el proceso. Xiao Varela acusó a estas formaciones de poner a los trabajadores municipales “no punto de mira”, aunque en las comisiones había explicado que estos habían podido cometer errores.
Mientras, populares y socialistas rebatieron esta afirmación al indicar que ellos no habían hablado de funcionarios en ningún momento y que los concejales son los responsables ya que son los encargados de firmar y resolver los procesos de adquisición.

Por la vía rápida
El pleno duró apenas 45 minutos, ya que los tiempos de intervención se redujeron con respecto a plenos extraordinarios anteriores, algo que fue definido por Rosa Gallego como un intento del alcalde, Xulio Ferreiro, de “amordazar” a la oposición.
Aunque la decisión tomada por el pleno no es vinculante, el concejal Xiao Varela admitió anteayer que valorarían tanto el transcurso como la votación que se produjesen durante la sesión para tomar una decisión.

Comentarios