miércoles 25/11/20

La ola de cambio cubre casi por completo todos los barrios de la ciudad

Que la irrupción de Marea Atlántica en el panorama político local es toda una revolución queda más patente si cabe al analizar por distritos los resultados de las elecciones del domingo. La plataforma capitaneada por Xulio Ferreiro es la fuerza más votada en ocho .

Que la irrupción de Marea Atlántica en el panorama político local es toda una revolución queda más patente si cabe al analizar por distritos los resultados de las elecciones del domingo. La plataforma capitaneada por Xulio Ferreiro es la fuerza más votada en ocho de los diez distritos de A Coruña, y en alguno de ellos, con una diferencia notable.
Solo los distritos correspondientes a las zonas de la Ciudad Vieja y La Marina y Juan Flórez, Cuatro Caminos y la Palloza –el 1 y el 3– se mantienen como bastiones populares, como ya habían sido en las últimas municipales, en las que la candidatura de Carlos Negreira había ganado en toda la ciudad. En el distrito 3, en el que se encuentra el barrio del candidato popular, se registra la diferencia más amplia entre votos entre las dos formaciones con más apoyos; los populares se imponen por más de 2.400 papeletas.

apoyo vecinal
En los feudos mareantes, las distancias van desde los 35 votos de diferencia en el distrito 5 a los casi 1.300 del 2, en el que se encuentra Monte Alto, Orillamar, Zalaeta, Matadero y Adormideras.
Al presumible futuro alcalde no le fallaron sus vecinos, a los que durante la campaña pidió no solo su voto, sino que transmitiesen lo que significaba para la ciudad la aparición de la plataforma. En el distrito 7, en el que se encuentra A Gaiteira, la Marea consiguió 8.573 votos, 836 más que el PP. Es, precisamente, el distrito en el que más apoyos consigue el proyecto liderado por Ferreiro.
El cómputo por distritos es fiel reflejo del resultado general en el caso del PSOE. La tercera fuerza más votada en la ciudad lo fue también en todas y cada una de las divisiones administrativas. El distrito 4, de la estación de tren, Os Mallos y Vioño, fue el más favorable para los de Mar Barcón; es el único en el que superaron la barrera de los tres mil votos. Los vecinos de la aspirante a alcaldesa respondieron también a su llamada a las urnas, hasta hacer de la formación socialista en alguna de las mesas del distrito 6, en el que se integran el Agra do Orzán, la calle Barcelona, Peruleiro y As Conchiñas. Uno de los tradicionales graneros de votos del PSOE, donde en otros tiempos era la fuerza hegemónica.
Los números del BNG se mantienen por debajo de los mil votos en nueve de los diez distritos. La formación de Xosé Manuel Carril encontró sus principales apoyos en el 7, el mismo en el que más papeletas de la Marea entraron en las urnas.
Ciudadanos, que se quedó a un paso de poder formar parte de la corporación municipal, tuvo su lucha particular con Unión Coruñesa en los distritos de la ciudad. El proyecto de Carlos Marcos ganó la batalla en dos de los diez enfrentamientos. Los vecinos de la estación de tren y Os Mallos –distrito 4– y los de Monte Alto, Zalaeta y Adormideras –distrito 2– eligieron la opción de la candidatura coruñesista frente a la de Folla-Cisneros.

las otras listas
Alternativa dos Veciños, una de las listas que se presentó en el último momento, no tuvo un mala acogida entre los coruñeses y arañó votos en todos los distritos, llegando incluso a colocarse en algunos de ellos a unas decenas de los de Unión Coruñesa.
El Partido Animalista, que  al comienzo de la campaña pidió el voto para Marea Atlántica, logró no obstante que vecinos de todas las demarcaciones metiesen papeletas con sus siglas en las urnas. Tanto es así, que en el distrito 2 Pacma superó incluso a Alternativa dos Veciños.
Los menos acertados con el gusto de los coruñeses fueron los representantes de UPyD, que solo superaron el centenar de votos en dos de los distritos. Los vecinos de Labañou, Los Rosales, Matogrande, Monelos y Os Castros fueron los más interesados en que la formación magenta se hiciese con un puesto en la corporación municipal.

Comentarios