miércoles 21/10/20

Las ofertas del Black Friday movilizan a los coruñeses y su afluencia a las tiendas causa grandes atascos

Esta fecha ha servido como reclamo para los más variopintos negocios, desde autoescuelas hasta supermercados

El entorno de Marineda City registró algunos de los peores atascos | quintana
El entorno de Marineda City registró algunos de los peores atascos | quintana

La celebración del Black Friday de este año –en algunos casos black week o black days– atrajo a miles de coruñeses a las principales áreas comerciales de la ciudad. Los descuentos proliferaron en todo tipo de negocios y al final la mayoría de los consumidores no se pudieron resistir a las ofertas, que en muchos casos fueron acompañadas de esperas previas en las caravanas para acceder a los aparcamientos. En todo caso, el pequeño comercio no se olvida de que esta campaña prenavideña importada de Estados Unidos afectará de forma negativa a las ventas de cara a Navidad.
El viernes negro es, cada año que pasa, un reclamo mayor en el municipio pues la afluencia de gente a los establecimientos comerciales se está volviendo tan masiva como el número de negocios que se suman a esta tradición anglosajona. A media mañana de ayer en el centro de la ciudad se registraban algunos pequeños atascos y mucha gente paseaba de tienda a tienda o ya iba de camino a casa con numerosas bolsas. Como si fuese el día 24 de diciembre, hubo aparcamientos que colgaron el cartel de “Completo” en los entornos que acumulan más negocios.
Si bien es cierto que el comercio de proximidad se sumó a la idea –desde farmacias a ópticas, pasando por supermercados y autoescuelas con dos matrículas al precio de una–, los representantes de este sector siguen siendo reticentes porque creen que lo que se venda ahora implicará una mayor parálisis en los días antes de las fiestas. Hubo quien se lamentó de que se acoja con los brazos abiertos una tradición que tiene su sentido en Estados Unidos, cuando los saldos llegan después de Acción de Gracias.

La lluvia, con los grandes
En todo caso no les quedó más remedio que subirse al carro de las grandes franquicias, que en el día propio de la celebración llegaron a colgar descuentos de hasta el 70% respecto al precio inicial, eso sí, en artículos seleccionados, para poder vender algo. Otras tiendas proponían un 20% de ahorro en cualquier artículo.
En la Asociación Zona Comercial Obelisco notaron bastante afluencia de público pero reconocieron que la lluvia no fue el mejor aliado para que las cajas registradoras echasen humo. Todo lo contrario ocurrió en centros comerciales como Marineda City, Cuatro Caminos o El Corte Inglés,  y también tuvo su público The Style Outlets en Culleredo.  
En el polígono de A Grela los atascos fueron casi constantes. Hubo momentos en los que el aparcamiento de la gran superficie de referencia no daba para más y la Policía Local se vio obligada a acudir al entorno para regular la circulación de vehículos tanto en la rotonda de Eduardo Diz como en la de entrada al complejo, sobre la avenida de Baños de Arteixo. Ya por la tarde la grúa tuvo que acudir a los alrededores de El Corte Inglés de Ramón y Cajal para retirar vehículos mal estacionados que complicaban el tráfico normal. l

Comentarios