miércoles 23/9/20

Las obras en la pasarela de Alfonso Molina se prolongarán dos semanas

Por segunda noche consecutiva, la avenida de Alfonso Molina se cerró al tráfico. La razón es la misma que el día anterior: derribar la pasarela peatonal que se encuentra a la altura de Nuevos Juzgados.

Los operarios trabajaron anoche para retirar las rampas de la pasarela que no pudieron eliminar la noche anterior | quintana
Los operarios trabajaron anoche para retirar las rampas de la pasarela que no pudieron eliminar la noche anterior | quintana

Por segunda noche consecutiva, la avenida de Alfonso Molina se cerró al tráfico. La razón es la misma que el día anterior: derribar la pasarela peatonal que se encuentra a la altura de Nuevos Juzgados. En un principio, la Concejalía de Regeneración Urbana, que dirige Xiao Varela, esperaba rematar los trabajos durante la noche del martes al miércoles, pero no fue posible. Es más, en las dos próximas semanas se realizaran labores de “acondicionamiento” de la zona, que podrían suponer puntuales cortes de tráfico, aún por determinar.


La pasarela se demolió porque estaba dañada y porque, además, no cumplía con la legislación actual: tenía demasiada pendiente y era poco accesible. Sin embargo, la Concejalía de Movilidad quiere aprovechar la ocasión para ralentizar el tráfico en Alfonso Molina, como una auténtica avenida urbana en vez de una autovía. Como los vehículos circulan a más de los 50 kilómetros por hora que marca la señalización, los técnicos de Movilidad estudian varias medidas para obligar a reducir la velocidad. Una de ellas es el radar, pero también se baraja un cambio en el firme, como un asfaltado impreso, sonorizadores o incluso unos badenes.


Un posible radar
En un primer momento, el concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, admitió que no se descartaba instalar un radar. Sin embargo, sería el primero de estos detectores que instalara el Ayuntamiento. Existen algunas señales de radar en el casco urbano, como en el túnel de La Marina, pero el Gobierno local nunca se ha decidido a desplegar el aparato a pesar de que la caja blanca que lo contiene se colocó tras la apertura del túnel.


De momento, lo que sí ha hecho el Gobierno local es colocar medidores para poder realizar un estudio del tráfico. El paso final es instalar un paso de cebra regulado por semáforo en ese mismo punto, aunque las comunidades educativas, como la del CEIP Fernando Wirtz, se han posicionado en contra.
En cuanto al corte de tráfico de ayer, estaba previsto que fuese el mismo que en la jornada anterior: desde las once y media de la noche, hasta las siete de la mañana. Las previsiones del 092 eran que la circulación se desviase por las calles paralelas, es decir, Fernando Rey en dirección salida y Caballeros en dirección entrada. La intervención también afectaba al acceso a Alfonso Molina desde Juan Flórez, mientras que en Marcial del Adalid el tráfico debía desviarse hacia Linares Rivas y Primo de Rivera en el sentido salida de la ciudad. En las calles de José Cornide y Ramón de la Sagra, los vehículos solo podían acceder a los garajes

Comentarios