Las obras de O Parrote llegan a su fase final antes de la apertura el 25 de junio

Seis años después de que la Dirección Xeral de Patrimonio paralizase el párking de O Parrote, la obra entra en su recta final. Con la vista puesta en el próximo 25 de junio, cuando se abrirá al público tanto el aparcamiento subterráneo como la plaza pública.

Las obras de O Parrote llegan a su fase final antes de la apertura el 25 de junio
Los trabajos para crear las nuevas paradas de autobús comenzaron ayer	patricia g. fraga
Los trabajos para crear las nuevas paradas de autobús comenzaron ayer patricia g. fraga

Seis años después de que la Dirección Xeral de Patrimonio paralizase el párking de O Parrote, la obra entra en su recta final. Con la vista puesta en el próximo 25 de junio, cuando se abrirá al público tanto el aparcamiento subterráneo como la plaza pública, los operarios comenzaron ayer los trabajos para la instalación de las nuevas paradas de autobús en la zona.
En concreto, las obras consistirán en la ejecución de las dársenas para que los buses puedan parar en la Cuesta de O Parrote, entre Puerta Real y la escalera que volverá a dar acceso a la explanada pegada al puerto, una vez esté listo el proyecto. El objetivo es que los vehículos puedan parar sin que se interrumpa el tráfico en los dos carriles de circulación, con el fin de evitar atascos en la ruta a través de los Cantones, La Marina, Montoto y O Parrote, la única disponible para llegar a la Ciudad Vieja tras el cierre de Alférez por las obras del túnel.
La Concejalía de Movilidad advirtió de la necesidad de retirar las plazas de aparcamiento en la cuesta de O Parrote, en sentido subida, durante el tiempo que duren los trabajos para crear las nuevas paradas de autobús.
Mientras, continúan los trabajos en la propia explanada de la dársena, por donde los coruñeses volverán a pasear en poco más de un mes. La intención del Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria es que el 25 de junio esté ya disponible para el uso ciudadano tanto el aparcamiento subterráneo –al que se podrá acceder por el castillo de San Antón o, de forma provisional, por La Solana–, como la nueva plaza, que, junto con la de La Marina, sumará más de 52.000 metros cuadrados. También se prevé que finalicen las obras para la recuperación de los restos de arqueológicos que se encontraron durante las excavaciones, parte de los cuales quedarán a la vista. El proyecto, en el que el Puerto invirtió un millón de euros, también afecta a la muralla del siglo XIV restaurada en los bajos de O Parrote.

locales comerciales
Para lo que todavía no hay fecha es para la apertura de los locales de hostelería que se habilitarán en el edificio de usos terciarios que se levantó al lado de La Solana. Será la adjudicataria de este espacio, Copasa, la que lo determine. Por el momento, los obreros trabajan ahora en completar este inmueble, al que se podrá acceder de forma directa desde la Ciudad Vieja.
También está pendiente de cierre el diseño de la nueva salida de los ascensores, después de que el Ayuntamiento le pidiese a la empresa concesionaria que buscase un modelo menos llamativo a las estructuras metálicas que se colocaron en un primer momento, y que generaron dudas entre los vecinos. La construcción, que sobresalía ahora sobre la cota de O Parrote, será ahora más pequeña, de acuerdo a las explicaciones que dio el alcalde, Carlos Negreira, hace dos semanas.
Con la apertura del aparcamiento subterráneo se pondrán a disposición de los vecinos más de 600 nuevas plazas de estacionamiento en el centro de la ciudad.