jueves 14.11.2019

Las obras de La Marina obligarán a reubicar todos los festejos del centro

El Ayuntamiento ya había anunciado que sería necesario modificar el recorrido de los eventos deportivos mientras duren las obras del túnel de La Marina para evitar que se repita el caos que provocó la prueba del triatlón de la semana pasada, que obligó a pedir disculpas al gobierno local. Pero ayer, el teniente de alcalde, Julio Flores, reconoció que será necesario revisar todos y cada uno de los eventos que se realizarán a lo largo del año en el centro de la ciudad al aire libre para saber si  es necesario modificar sus recorridos.

El próximo miércoles día 4 se cierra al tráfico el paseo de la Dársena y las autoridades municipales prevén que la circulación, ya muy afectada desde que comenzaron las obras del túnel de La Marina,  llegue al borde del colapso. O, por emplear el eufemismo de la concejala de Movilidad, Begoña Freire, “ la afección puede resultar importante”. Es por eso que el Ayuntamiento ha puesto en marcha un dispositivo de tráfico especial pero, además, habrá que tomar decisiones a largo plazo, puesto que será necesario modificar la ubicación de todos los eventos que tienen como escenario el centro de la ciudad, como confesó el propio teniente de alcalde, Julio Flores.
La experiencia del triatlón del sábado pasado, que llegó a convertir el centro de la ciudad en una trampa para el tráfico rodado con embotellamientos que duraron horas,  dejó claro que los grandes eventos que atraen a miles de personas son inviables mientras continúe la construcción del túnel. El gobierno local ya había anunciado que revisarían las rutas de las carreras y otros eventos deportivos, pero ahora Flores extiende esa medida a todos los acontecimientos que se celebran al aire libre hasta fin de año, incluida la Cabalgata de los Reyes: “A Coruña es una ciudad muy activa y tiene muchos actos, así que vamos a revisarlos todos”.
Pero Freire insiste en que merece la pena: “Tenemos que pedir a los conductores un importante esfuerzo de comprensión y paciencia y disculpas por los trastornos que se pueden causar, pero recuperamos un espacio que nuestros antepasados del siglo XIX y principios del XX ganaron al mar pensando en conseguir espacio para las personas, y no para los coches”.  De hecho, el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la Autoridad Portuaria para evitar que circule por Los Cantones los camiones de la obra (16 a la hora, según los cálculos que maneja el Ayuntamiento), viajando a través de las vías interiores  del puerto “siempre que sea posible”, matizó Freire.

por el paseo marítimo
A pesar de todo, desde el Ayuntamiento reconocen que los atascos y otros problemas son inevitables, teniendo e cuenta que el tráfico solo podrá discurrir por el eje Los Cantones, avenida de la Marina, avenida de Montoto, Paseo de la Dársena y O Parrote. La única alternativa rápida que queda es el Paseo Marítimo, que es la opción aconsejada por Tráfico.
También se recomienda a los conductores circular por la ronda de Outeiro, la de Nelle y la Tercera Ronda cuando sea posible apra encaminarse por el Paseo a los barrios de Monte Alto y Adormideras. Para salir, el itinerario sería el inverso, desde la avenida de Pedro Barrié de la Maza, a través de Santo Tomás, Ramón del Cueto y Hospital. El Ayuntamiento advertirá a los conducotres a través de paneles de información dispuestos en puntos clave.
Con estas precauciones, se espera conseguir “una fluidez razonable”. Pero Flores hizo un llamamiento para que “el transporte público se convierta en una verdadera alternativa en los próximos diez meses”. Son 48 los buses que circulan cada hora por la zona afectada, aunque Freire reconoció que no van aumentar la frecuencia. Es más, para agilizar el tráfico, no se emplearán buses articulados en La Marina. n

Comentarios