jueves 22.08.2019

Las obras de Federico Tapia se retomarán antes de fin de mes

El próximo 29 de este mes se retomarán las obras de la calle de Federico Tapia, con la puesta en marcha de la segunda fase, después de que la primera hubiera finalizado el 27 de abril.

Federico Tapia volverá a estar cortada a partir del 29	quintana
Federico Tapia volverá a estar cortada a partir del 29 quintana

El próximo 29 de este mes se retomarán las obras de la calle de Federico Tapia, con la puesta en marcha de la segunda fase, después de que la primera hubiera finalizado el 27 de abril. La obra se reanuda antes de lo que estaba previsto, puesto que la fecha que se manejaba anteriormente era julio. Con un presupuesto estimado de 700.000 euros, la segunda fase afectará al tramo entre la plaza de Vigo a la de Galicia, y constituye uno de los proyectos urbanísticos que el Ayuntamiento heredó de la etapa de Carlos Negreira.
El proyecto de urbanización de Federico Tapia cuenta con un presupuesto total de 1,79 millones de euros. Como se trata de una de las principales calles que discurren por el centro de la ciudad, fue necesario acometer su renovación paso a paso. Las aceras fueron ligeramente ensanchadas en la primera fase, que duró varios meses, y que mantuvo cortada al tráfico la vía, obligando a los vehículos a desviarse hacia Laavedra. Solo los vecinos que se dirigían a los garajes comunales entraban en ese callejón sin salida.
En total, se remodelaron 5.150 metros cuadrados en la primera fase. Cuando se retiraron las vallas metálicas, el nuevo aspecto convenció a los vecinos: las aceras habían sido ensanchadas hasta reducir la calzada a 4,5 metros, aunque sigue manteniéndose la vía prioritaria para el transporte público. Las obras también incluyen la instalación de mejores redes de recogida de pluviales y de alumbrado. El anterior gobierno local aseguraba que los vecinos llevaban mucho tiempo esperando esta obra y lo cierto es que, tras la retirada de las vallas en abril, casi todos opinaban que había valido la pena esperar. Sobre todo los comerciantes, que recordaban que llevaban mucho tiempo aguardándola. Ahora que empieza esta segunda fase durante los meses de verano, se espera que  su efecto en el tráfico del centro de la ciudad sea menor.
Por otro lado, todavía no se sabe cuáles son los planes del nuevo gobierno local para otro de los proyectos que la administración de Carlos Negreira dejó inacabada: el túnel de La Marina. El pasado martes, el concejal de Regeneración Urbanística, Xiao Varela, realizó una inspección del estado de la obra, para tratar de conocer su estado actual y determinar los cambios para “humanizarla”. n

Comentarios