Lunes 24.06.2019

El número de visitantes de la Torre de Hércules bajó el año pasado por primera vez desde 2014

La cifra registrada en 2018 es la más baja de los tres años completos del presente mandato

La Torre de Hércules cumple en junio diez años desde que fue declarada Patrimonio de la Humanidad | pedro puig
La Torre de Hércules cumple en junio diez años desde que fue declarada Patrimonio de la Humanidad | pedro puig

La Torre de Hércules registró el año pasado un descenso en el número de visitantes, algo que no sucedía desde 2014 y que rompe con tres años en los que la inercia era positiva.

Durante los doce meses de 2018 se produjeron 126.076 visitas al faro romano, lo que supone casi un 5% menos de las que se habían dado un año antes, cuando se registraron 132.164 accesos. 
Este descenso es el primero que se produce desde 2014, cuando hubo 113.849 visitas, unas tres mil menos que el año anterior, cuando fueron 116.946.

Desde el dato de 2014, el último año completo de gobierno del Partido Popular, los visitantes a la Torre de Hércules no pararon de aumentar hasta 2018. En 2015 la cifra registrada en el faro romano fue de 117.427 y un año después subió hasta los 127.847 visitantes, que en 2017 aumentaron a 132.164.

A pesar del descenso en el número total de visitantes a la Torre de Hércules, el año pasado dejó un dato positivo para el monumento. Los más de 126.000 visitantes procedían de 127 países, una cifra que supone un “récord”.

Como es habitual cada año, la mayor parte de los extranjeros que acceden al faro de origen romano proceden de países europeos. En 2018 dicha estadística estuvo liderada por los visitantes franceses, con un total de 3.976 personas, seguidos de alemanes con 3.397 y portugueses con 3.345.

Así, los galos repiten un año más como los más atraídos por el monumento mientras que alemanes y portugueses ascienden un puesto cada uno en esta clasificación, pasando del tercer al segundo y del cuarto al tercer puesto, respectivamente. Esta subida se produce en detrimento de los turistas italianos y británicos, que en 2017 ocupaban el segundo y el cuarto puesto. 

Galicia, Madrid y Andalucía
En lo que no hay diferencias es en la procedencia de los visitantes españoles. Galicia se mantiene como la comunidad de procedencia de la que más personas visitan la Torre de Hércules y el año pasado fueron los 22.660 los gallegos que subieron los 234 escalones que llevan a su zona más alta. Por detrás repiten los madrileños, que en 2018 fueron 13.533, y los andaluces, 8.880

La bajada en el número de visitantes se produjo en coincidencia con la implantación de algunas variaciones en las tarifas de entrada. El Ayuntamiento amplió los supuestos para la aplicación de la tarifa reducida (1,50 euros). Todas las personas en situación de desempleo y miembros de familias numerosas, así como los titulares del Carné Internacional de Estudiante o Profesorado se ven beneficiados de esta reducción en el precio desde el 2 de enero de 2018. 

Por otra parte, la entrada gratuita se extendió también a los acompañantes de personas con diversidad, los miembros de la Asociación Estatal de Museólogos, periodistas y personal docente, que se unen a otros colectivos que ya gozaban de dicha ventaja en el acceso.

La Torre de Hércules es uno de los elementos más icónicos de la ciudad y uno de los principales reclamos a nivel turístico debido a su valor patrimonial y al entorno en el que se ubica, algo que en ocasiones también juega en su contra ya que en los días de fuerte viento el faro se ve obligado a cerrar por motivos de seguridad para los visitantes.

Aniversario
El próximo 27 de junio la Torre de Hércules celebrará sus diez años como Patrimonio de la Humanidad después de que recibiese esta declaración en 2009 en la 33 Reunión del Comité de Patrimonio Mundial, que se celebró en Sevilla.

Este reconocimiento permite a la Torre de Hércules ser el único faro inscrito en la lista de Patrimonio Mundial, un título que reconoce el valor de un elemento construido entre la segunda mitad del siglo I y el inicio del II.

Comentarios