martes 20/10/20

El número de multas de la Policía Local no bajó de enero a junio con respecto a 2019 a pesar de la cuarentena

Las primeras estimaciones apuntan a que el número superaría las 18.000 infracciones
Las denuncias por estacionamiento indebido son de las más numerosas que impone la Policía Local | pedro puig
Las denuncias por estacionamiento indebido son de las más numerosas que impone la Policía Local | PEDRO PUIG

A pesar del parón que supuso la cuarentena, se puede decir que la crisis del coronavirus no ha supuesto una gran variaciones en las estadísticas de infracciones e la Policía Local. A nivel global las cifras arrojan un resultado prácticamente igual que el año pasado. Entonces, a 30 de junio, el número de sanciones emitidas pasaba de las 18.000 y este año quedan por cerrar los datos de captación de imágenes estaban 16.000, así que se calcula que, cuando se tramitan, el número de sanciones será prácticamente igual al año pasado. La razón por la que la cuarentena no parece haber afectado a las sanciones son las cámaras de la Vía Prioritaria Vigilada (VPV).

Estas cámaras sancionan a todos los vehículos que estacionan en doble fila, bloqueando la circulación. Actualmente, la media de multas es muy parecida a la que existía antes de la irrupción de pandemia: entre 30 y 35 diarias.

Tampoco hay que olvidar el efecto de las cámaras de La Marina, que sancionan a los conductores que circulan por el tramo de acceso restringido en vez de desviarse hacia el túnel: allí la media es de casi 30 diarias. A pesar de que existen tres señales sucesivas que indican que solo se puede circular con un permiso especial (además de bicicletas o el transporte público) las multa se sigan imponiendo a diario.

Siempre hay que comprobar a mano las infracciones que captan las cámaras, para asegurarse de que no existe ningún error. Pero cuando este proceso finalice, se espera que el total de multas sea similar al mismo periodo (de enero a junio). Pero del 14 de marzo al 14 de junio, en lo peor de la pandemia, el Ayuntamiento decidió desactivar las cámaras, igual que decidió dejar de cobrar el aparcamiento en zona azul hasta finalizar la fase dos de la cuarentena.

Desde noviembre

La razón de que la cuarentena no haya provocado un descenso en las cifras totales es que las cámaras de VPV se instalaron en noviembre, después de una serie de ajustes informáticos (aunque habían sido instaladas años atrás, durante el mandato de Carlos Negreira, de manera que no estuvieron activas de enero a junio de 2019 como si lo han estado en el mismo periodo de este año.

Si en enero se impusieron unas mil, en febrero su número giraba en torno a más de 800 denuncias. Se puede estimar que en los primeros días de marzo sumarían más de 400. Tras la cuarentena, a partir de 15 de junio, se registró el mismo promedio. En total, unas 3.000 denuncias lo que significa que el 16% de las infracciones que se imponen en A Coruña proceden del nuevo sistema de captación de imágenes.

A esto hay que añadir las campañas presenciales realizadas por los agentes contra la carga y descarga por toda la ciudad, así como en las paradas de autobuses, a raíz de las numerosas quejas de conductores desaprensivos, lo que también provocó un aumento en el número de multas respecto al año pasado.

En cambio, sí bajaron mucho las sanciones de circulación, pero es poco probable que afecte demasiado al cómputo total que se dé a conocer cuando finalice el año. Porque, al contrario de lo que se pueda creer, la mayor parte de las denuncias de tráfico que impone la Policía Local no son alcoholemias o por conducir sin cinturón de seguridad. Casi todas se agrupan bajo el epígrafe de “ayuda a la movilidad”, más del 80%, por término medio, lo que prueba hasta qué punto el aparcamiento es un problema. l

Comentarios