Domingo 19.05.2019

El número de beneficiarios de la Risga se disparó casi un 148% en solo diez años

Fueron 1.278 los que recibieron la renta social el año pasado, mientras que en 2008 fueron solo 516 

La Cocina Económica es una de las instituciones a las que acuden las personas en riesgo de exclusión social | javier alborés
La Cocina Económica es una de las instituciones a las que acuden las personas en riesgo de exclusión social | javier alborés

Si sobre el papel la crisis económica es cosa del pasado, los datos de la Xunta apuntan a que no es así porque cada vez son más las personas dependientes de las ayudas públicas. En 2008, las personas que se beneficiaban de la Renta de Inclusión Social de Galicia (Risga) en el municipio coruñés eran 516. Diez años después, su número es de 1.278, lo que es más que duplicarse alcanzando un ratio de evolución del 147,6%. No ha sido un avance uniforme, se han producido retrocesos en algunos años, y un gran incremento sobre todo en 2013, cuando el número de beneficiados superó por primera vez el millar. Es decir, en solo un año se disparó más de un 60%, coincidiendo con lo peor de la depresión económica.

Desde la Consellería de Política Social señalan que no se trata de un fenómeno extrapolable al resto de la comunidad autónoma. En relación coas solicitudes: “Segundo os datos do peche do exercicio 2018, Coruña e Vigo (con 2.427) son as dúas únicas cidades nas que se incrementan as solicitudes, cando a tendencia xeral en Galicia é de descenso”. En relación con los beneficiarios, en 2018 A Coruña fue la ciudad gallega en la que más se incrementó el número de beneficiarios: 90 personas más al final de año, lo que significa un incremento de un 7,5%. Por detrás están Ourense (36 personas más, un 6,1%) y Vigo (33 personas más, un 1,3%). En el resto de las ciudades disminuyen. 

Requisitos 
Tradicionalmente, la Risga (cuyo importe medio el año pasado fue de 537 euros) solo puede ser solicitada por personas que no tienen ningún ingreso, y que son víctimas de violencia de género o doméstica, discapacitados en más de un 33%, inmigrantes, sin techo, chabolistas, transexuales, exprostitutas, miembros de minorías étnicas o jóvenes salidos de instituciones de menores. Esto puede explicar en parte por qué ha crecido más en A Coruña, puesto que en los últimos años, otras organizaciones, como la Cocina Económica, han venido notando un incremento del colectivo en riesgo de exclusión, atraídos por la fuerte red social que existe en A Coruña, como Padre Rubinos, o Cruz Roja, además de la propia Cocina.  

Esto es particularmente cierto en el caso de los sintecho y los inmigrantes. Pero además, este año la Xunta ha modificado los requisitos de acceso al Risga, para que beneficie a más personas: el nuevo decreto permite que familias que viven en una misma casa puedan percibir la ayuda, incrementa el complemento de alquiler, se puede solicitar aunque no se esté en paro para incentivar la búsqueda de empleo y se compatibiliza con otras ayudas, dirigidas a  productos de primera necesidad. Y el importe medio se incrementa en 100 euros.

Comentarios