Viernes 19.04.2019

El nuevo jefe de Tráfico de la Guardia Civil busca la sorpresa en los controles

La Comandancia de la Guardia Civil en Lonzas acogió ayer la presentación del nuevo jefe de la Agrupación de Tráfico en Galicia, Francisco Javier Molano Martín, recién llegado de Castilla y León, donde ocupaba el mismo cargo.

El nuevo jefe de sector de Tráfico en Galicia, Francisco Javier Molano, durante su discurso	patricia g. fraga
El nuevo jefe de sector de Tráfico en Galicia, Francisco Javier Molano, durante su discurso patricia g. fraga

La Comandancia de la Guardia Civil en Lonzas acogió ayer la presentación del nuevo jefe de la Agrupación de Tráfico en Galicia, Francisco Javier Molano Martín, recién llegado de Castilla y León, donde ocupaba el mismo cargo. Ante las autoridades y agentes reunidos en el salón de actos de la Comandancia, Molano señaló  que el objetivo es reducir el número de accidentes de tráfico en la comunidad autónoma, siguiendo la tendencia que se ha mantenido desde 1998, y combatir un nuevo fenómeno, el de las redes sociales en las que se alerta a los conductores de la posición de los controles de alcoholemia de la Guardia Civil. “Queremos recuperar el efecto sorpresa, y para ello tenemos que desplazarnos más a menudo”, explicó el teniente coronel.
La Guardia Civil detectó el problema hace un año y desde entonces no ha hecho más que empeorar: los conductores que localizan un control de la Guardia Civil utilizan sus móviles con acceso a internet para informar de su posición en las redes sociales, como Facebook, o Whatsapp de manera que crean lo que Molano denominó “una falsa sensación de seguridad” que es peligrosa porque puede incitar a beber y luego tomar el volante creyendo que se va a salir impune.
En Facebook se pueden encontrar páginas como “Radares y controles de A Coruña” o “acoso de los radares de la DGT” que ofrecen información de las carreteras de la zona y muchos visitantes de estas páginas crean después sus grupos de Whatsapp para mantenerse informados constantemente.  “Eso nos obliga a cambiar los puestos de control más rápido para poder seguir sorprendiendo a los infractores –explicó el nuevo responsable de la Guardia Civil de Tráfico– aunque estamos considerando qué medidas tomar”.
No es que se trate de un problema nuevo: los conductores siempre han avisado de la existencia de un control a través del teléfono móvil o haciéndose señales con las luces largas, pero las nuevas tecnologías están haciendo que ese problema se agudice. Molano considera incluso que quizá sea necesario “modificar el marco legal” para hacer frente a este problema. El cambio de la normativa afectaría al modo en el que se llevan a cabo los controles actualmente, “aunque siempre teniendo en cuenta la seguridad vial”, añadió el teniente coronel.

animales
Otro problema que ha llamado la atención del nuevo jefe de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia ha sido el de la irrupción de los animales en las calzadas –que son el origen del 35% de los siniestros en la comunidad–, que resulta ser también de difícil solución, porque se debe al progresivo abandono de los campos y su colonización por especies salvajes como los jabalíes.
Tras Molano tomaron la palabra otros mandos de la Guardia Civil y el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, que realizó un repaso del fenómeno del tráfico desde sus comienzos, a principios del siglo XX, en las fábricas de Detroit. n

Comentarios