Domingo 19.05.2019

El nuevo canon de Nostián supondrá aumentar los costes en 300.000 euros

El Ayuntamiento asegura que se trata de una obligación y que no modifica ni amplía el contrato de gestión de residuos

La planta de tratamiento de residuos se encuentra en Nostián | javier alborés
La planta de tratamiento de residuos se encuentra en Nostián | javier alborés

La junta de gobierno local autorizó la actualización del canon del contrato de gestión de residuos en la planta de Nostián, lo que supondrá un aumento de unos 300.000 euros con respecto a lo que se abonaba hasta ahora.

Esta cantidad no es exacta ya que variará de acuerdo a la cantidad de toneladas de basura que entren en la planta para ser tratadas, aunque el cálculo realizado por los servicios municipales rondará los 300.000 euros. 

La actualización del precio del canon es una condición obligatoria en determinados contratos municipales, principalmente los de larga duración, como la limpieza viaria o el tratamiento de la basura. En el caso de Nostián la actualización de este precio estaba pendiente desde el año 2013 y se llevó a cabo ahora después de que exista una sentencia judicial reconociendo esta situación.

El alcalde, Xulio Ferreiro, explicó que para el cálculo del incremento en el coste del canon del tratamiento de residuos se optó por aplicar una metodología distinta a la fórmula polinómica que pretendía que se utilizase la empresa y que hubiese resultado “moito máis gravosa para os intereses municipais”.

“Non se trata dunha modificación nin ampliación do contrato, senón que é unha obriga contractual”, detalló el alcalde, quien recordó que ya se habían realizado actualizaciones similares antes de 2013.

La actualización del canon por el tratamiento de residuos en la planta de Nostián se produce ocho días antes de la fecha marcada por los trabajadores de la instalación para comenzar una huelga.

El motivo de esta convocatoria es que los empleados de la planta reclaman mejoras laborales, entre ellas una actualización de sus salarios, que aseguran que no se hace desde 2013. En un primer momento la huelga estaba convocada para antes de ayer, pero un acuerdo entre el comité de empresa y la Concejalía de Medio Ambiente permitió que se retrase hasta el último día del mes si no hay acuerdo.

Para intentar no llegar hasta ese punto, los trabajadores y la concejalía mantendrán tres reuniones a lo largo de esta semana, según establecieron en el calendario de negociación.

Los casi cien trabajadores de la planta de Nostián esperan que de las negociaciones surja un documento base a partir del que negociar sus condiciones laborables de cara al próximo contrato, que debería comenzar el 1 de enero del año que viene al finalizar la actual concesión. Del resultado de las conversaciones dependerán los nuevos pliegos, ya que los trabajadores aspiran a que los acuerdos que se logren se incluyan para estar garantizados.

Comentarios