Una nueva ola de robos azotó a los pequeños negocios de la ciudad durante el fin de semana

La Policía Nacional investiga varios robos a establecimientos que tuvieron lugar durante el fin de semana, que podrían ascender a cuatro, la mayoría cometidos durante el sábado. A

Una nueva ola de robos azotó a los pequeños negocios de la ciudad durante el fin de semana
La Policía Científica estudió el escenario del delito | patricia g. fraga
La Policía Científica estudió el escenario del delito | patricia g. fraga

La Policía Nacional investiga varios robos a establecimientos que tuvieron lugar durante el fin de semana, que podrían ascender a cuatro, la mayoría cometidos durante el sábado. Ayer, inspectores de la Policía Científica examinaban uno de los escenarios del delito, situado en el Paseo de los Puentes: la taberna irlandesa Grace O´Malley, de donde se llevaron el cajón del dinero de la caja registradora.

Según explicó el dueño del local, Lolo Míguez, el robo se cometió a las cinco de la madrugada del sábado. El ladrón accedió al establecimiento por la parte de atrás, que da al parque, reventando una cristalera. Para ello, usó una tapa de sumidero, que habría arrancado de la misma calle. Al parecer, intentó coger una en varios puntos, hasta que consiguió hacerse con una treinta metros de distancia de la taberna y golpeó con ella el cristal.

“Es grueso, de diez milímetros, y se suponía que era irrompible”, se lamentó el dueño. Sin embargo, el ventanal no fue un obstáculo para la tenacidad del ladrón, que llegó a partir la rejilla con la que golpeaba. Una vez en el interior, no perdió el tiempo y fue directamente a por la caja. El cajón sería encontrado a las ocho de la mañana abandonado en el parque por un conocido del dueño, que se enteró así de lo sucedido. “Cuando llegué, ya estaba aquí la Policía”, aseguró Míguez.

Grabaciones
El interior del local no estaba apenas revuelto: además de la caja registradora, el ladrón había tirado una botella, y arrancado unas cortinas. Todo había sido grabado por las cámaras de seguridad, cuyas imágenes obran desde ayer en manos de la Policía Judicial, igual que el resto de las pruebas. Míguez lamentó que los daños provocados no le permitieran trabajar ni el domingo ni ayer. Sin embargo, confía en abrir sus puertas durante el día de hoy.


No todos los robos que se cometieron durante el fin de semana pasado se vieron culminados por el éxito. Por lo menos uno se quedó en una simple tentativa, aunque no se ha confirmado si las autoridades consiguieron detener a alguien. En las últimas semanas, la mayoría de los robos con fuerza se han registrado en Elviña, tanto en la Primera como en la Segunda Fase, donde se ha llegado a robar un coche en un taller de engrase, pero también en el Paseo de los Puentes tienen que soportar robos demasiado a menudo, como señala Míguez, que pide más presencia policial.

“El problema es que usan el parque como ruta para escapar. Tiene nueve salidas, así que es difícil que la Policía les atrape”, explicó el hostelero, al que no es la primera vez que roban. Igualmente pasa con otros negocios, algunos ya cerrados, como una farmacia cercana. Por eso los pequeños empresarios piden más presencia policial. Sin embargo, el escaso número de efectivos hace difícil satisfacer esa petición.