sábado 20.07.2019

La nueva normativa siembra dudas entre los coruñeses con bicicletas eléctricas

Llevar pedales o acelerador puede marcar la diferencia a la hora de lucir matrícula o contratar seguro

Un ciclista en Los Rosales, con una bicicleta eléctrica | quintana
Un ciclista en Los Rosales, con una bicicleta eléctrica | quintana

Los vehículos eléctricos de movilidad personal son cada vez más populares y la Dirección General de Tráfico (DGT) trata de regularlos y aunque todavía falta por emitirse la normativa referente a los patinetes eléctricos, el 24 de mayo incorporó una normativa sobre bicicletas eléctricas que ha causado bastante confusión entre los ciclistas coruñeses, que no se aclaran con la terminología. Según advierten desde la asociación Crunia y Mobi-liza, muchos no saben si deben contratar una póliza de seguro y matricular sus vehículos, como manda la DGT.


Hay mucha información contradictoria en las redes sociales y los medios de comunicación, aseguran los expertos. Según, Roberto Rilo de Crunia, lo que ocurre es que “se le llama bicicletas eléctricas a todo”. Sin embargo, las hay de dos clases: las que funcionan como ciclomotores, las “e-bikes”  y las que solo funcionan cuando se pedalea, y que se llaman “pedelec”. Fran García, Mobi-liza, “é moi fácil de distinguir, simplemente non ten pedais”. Las autoridades tienen otra manera de distinguirlo, según Rilo: “Cuando te para la Policía o la Guardia Civil y levantan la rueda trasera, le dan al acelerador y la rueda gira, te va a caer una multa”.


Con un acelerador 
Solo en el caso de que el conductor no lleve casco, claro. Rilo recuerda el caso del futbolista Gerard Piqué, que fue denunciado hace dos años por llegar al entrenamiento en un “e-bike” sin casco. Desde mayo, a esa infracción se le habría añadido o no, el seguro o la ITV o la matriculación. “Son verdaderos ciclomotores, que pueden alcanzar grandes velocidades. Normal que necesites seguro obligatorio”. La potencia nominal de 1.000 watios es lo que determina la matriculación, pero llevar un acelerador, añade, García, también es un detalle relevante. 


Pero en A Coruña se usa sobre todo el pedelec, que es la que todo el mundo entiende por bicicleta eléctrica, pero lo que hace realmente es asistir al ciclista cuando pedalea y que no lleva incorporado acelerador porque el motor no es independiente. “Te subes, dan una pedalada y te das cuenta de que es mucho mayor la eficiencia de una estándar, pero si no pedaleas no funciona”, resume Rilo. 


El acelerador se usa sobre todo en las bicicletas de carga que llevan los mensajeros que se ven circular por las calles coruñesas, y que lo usan para arrancar con cien kilos de peso por las cuestas.  

Cada día más 
Cada día aparecen tantos aparatos nuevos para la movilidad que el propio Rilo reconoce que resulta difícil estar al día: segway, monociclos eléctricos... Sobre todo los pequeños, que te permiten entrar en cualquier parte con ellos. Por ese motivo, las bicicletas plegables se están poniendo de moda. “Hay sitios para todos, lo que hay que hacer es regular”, finaliza. 

“O que pasa é que ten moitos nomes”, reconocer García, pero insiste en que la diferencia son los pedales. Si no los tiene, es un ciclomotor eléctrico. Incluso hay kits para convertir la bicicleta en ciclomotor y que están prohibidas.

Comentarios