jueves 3/12/20

Novo Mesoiro inicia una recogida de firmas para reclamar un centro escolar integrado

Piden un centro público integrado que le dé continuidad a la alta población de niños que duermen entre Novo Mesoiro, Castro de Elviña y Feáns. Los vecinos del 15190 iniciarán una recogida de firmas para insistir en la Consellería de Educación sobre la necesidad de derivar a los pequeños a un colegio que cubra desde Infantil a Secundaria.

Novo Mesoiro es el barrio más joven de la ciudad	quintana
Novo Mesoiro es el barrio más joven de la ciudad quintana

Piden un centro público integrado que le dé continuidad a la alta población de niños que duermen entre Novo Mesoiro, Castro de Elviña y Feáns. Los vecinos del 15190 iniciarán una recogida de firmas para insistir en la Consellería de Educación sobre la necesidad de derivar a los pequeños a un colegio que cubra desde Infantil a Secundaria.

El presidente de la asociación vecinal, Manel Méndez, explicaba que la idea partió de los padres, afectados por una distancia, la que separa su casa desde el centro de sus hijos, que para los más afortunados es hasta el CEIP Manuel Murguía de Feáns. En este caso, el portavoz señala que las calles que cruzan los que van andando están sin asfaltar y el tráfico de la carretera de Mesoiro, cuyo titular es la Diputación, soporta mucha densidad de vehículos y esto supone un peligro para los chavales.

Sin embargo, las dos líneas de Infantil y Primaria no abastecen la demanda de los residentes de Novo Mesoiro y la mayoría amplían conocimientos muy lejos de su casa: “Os máis están no Alborada da segunda fase de Elviña e no Salgado Torres”.

Esto obliga a las familias a poner el despertador mucho antes de lo que deberían: “Ás 07.30 horas están todos os buses recollendo aos nenos”, por lo que un centro a pie de pista repercutiría en una mejor calidad de vida, según Manel, y la eliminación de transporte que en horas punta satura el barrio: “Á volta sobre as 15.30 horas está intransitable”.

Cuenta Manel que la idea es juntar los máximos apoyos posibles y que los vecinos sean partícipes de un proyecto que mejorará el día a día del distrito más joven de la ciudad. Los papeles están disponibles en los comercios y los miércoles, de 18.00 a 20.00 horas en la asociación vecinal.

Y es que en el último censo de 2014 la zona que abarca Feáns, Novo Mesoiro y Castro de Elviña sumaba cerca de 1.400 niños con menos de cuatro años en el DNI. Se trata de un indicador claro, según el presidente, de la necesidad de un colegio que aglutinase todos los ciclos sin estar sobredimensionado ya que una vez que los vecinos envejezcan y que el boom infantil termine su etapa escolar, el barrio no tendría tanta necesidad.

En la actualidad, no existe ningún centro que se pueda adaptar a la enseñanza así que el colegio sería de nueva construcción. En él, Manel indica que podrían estudiar también los hijos de los que trabajan en el polígono de Pocomaco.

El colectivo presentará las firmas en la delegación de la Consellería de Educación a primeros de abril. El objetivo pasa porque desde San Caetano se contemple la inclusión de una partida presupuestaria para el edificio en el ejercicio de 2016. Para el portavoz, un colegio en el barrio reduciría las inversiones en ámbitos como el transporte y el tráfico.

Comentarios