domingo 24/1/21
luis anguita juega Escritor

“Es una novela de deseo hasta el límite y de amistad”

Luis Anguita se detiene en una escena para titularla. Tiene lugar en la cama, donde ocurren muchas de los que cuenta en esta novela, donde el sexo se hace con más espacio.

El autor escribe sobre el sexo que se convierte en amor          javier alborés
El autor escribe sobre el sexo que se convierte en amor javier alborés

Luis Anguita se detiene en una escena para titularla. Tiene lugar en la cama, donde ocurren muchas de los que cuenta en esta novela, donde el sexo se hace con más espacio. En ella, el protagonista, que vive de noche más que de día y no se deja enganchar por ninguna mujer, siente el disparo. Esta vez, no se ha podido escapar a tiempo. “¿Tomo un café o tomo tu vida” (Ediciones Carena), le pregunta su compañera de reparto, explica el autor, y aunque se decanta por el cortado, se maldice por no haber aceptado la segunda de las propuestas: “Dice, ‘la única chica que me gusta y me he largado como un cobarde’”.

Con esta pregunta, el fiscal vuelve a la carga. Sigue hablando de relaciones humanas, de personas normales que buscan sus sueños o piensan que ya no los tienen al alcance de la mano. Sitúa a sus figurantes en la barrera de los 35 y 40 años, sin pelos en la lengua y con un historial de amores y desamores en la guantera que los han llevado a tomar una actitud: “Escribo sobre el sexo que se convierte en amor, es una novela de deseo hasta el límite y de amistad”, donde calza al personaje principal una gran capacidad seductora: “Va a otro ritmo. Por la noche es cuando comienza su vida porque trabaja para una editorial”.


Allí es donde se encontrará con un antiguo colega de la facultad, “con una desastrosa vida sexual” y a esa edad en la que “reina cierto desánimo entre los que no consiguen lo que buscan”. En el mismo trabajo está una tercera, la directora adjunta, guapa como ella sola, “dura y exigente, que no deja que nadie se acerque”, cansada de que solo la quieran por bella.

Así que mientras el amigo destila todos sus tropiezos amorosos, la directora levanta la cabeza y se fija en él. Pero la historia fluye. Se va hasta París con el fracasado para encontrarse con Cupido en un congreso y se refugia en la cama del exitoso, que por fin puebla una mujer distinta a las demás: “Esa frase le va a quebrar, le produce un torbellino de sentimientos y por primera vez, una mujer le importa de verdad”. En su potaje de los sueños, Luis introduce a un amante de los libros, a una azafata y una vendedora de flores con el don de darle respuestas enigmáticas al escritor en una novela de todos y del protagonista, a la vez.

Anguita Juega la presentará mañana a las 19.30 horas en Afundación. Aunque no llega a la calificación de erótica, Luis no omite detalles en los encuentros porque “el sexo es fundamental”. Nunca un secundario y el escritor se mueve entre el derecho al placer y el sexo sin sentimiento. Para hablar de las personas que es lo que mejor sabe hacer.

Comentarios