viernes 18/9/20

“No podemos dejar que el cliente vaya solo a pedir un crédito para comprar una vivienda”

herminio carballido rey  Presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria

Carballido asegura que existe un “mercado fluido” de alquileres de pisos en la ciudad

El Ideal Gallego-2013-10-16-011-bd70229b
El Ideal Gallego-2013-10-16-011-bd70229b

El Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de la provincia de A Coruña, API, inicia mañana la celebración de su patrona, Santa Teresa de Jesús. Para el presidente del colegio, Herminio Carballido Rey, la situación actual no es la más idónea para el mercado de la vivienda, pero, pese a esto, la entidad ha logrado mantener su actividad y destaca que, en los últimos cinco años, no se ha dado de baja ningún colegiado e, incluso, llegaron a registrar hasta siete nuevas altas. “Esto para nosotros es una satisfacción”, cuenta Carballido.

¿Cómo afecta la crisis a la actividad de los agentes inmobiliarios?
Llevamos unos cinco años que es un desastre el mercado inmobiliario. La actividad está en decadencia y, además, nosotros en este momento luchamos contra los bancos en el aspecto de que ellos han sacado a la venta todos aquellos productos inmobiliarios que han recogido de impagos, y los están ofreciendo en unas mejores condiciones que en el mercado normal. De todas formas, algunas ventas hacemos, pocas, pero algunas hacemos.

A la hora de realizar las ventas, ¿cuál es el mayor problema?
La financiación es 100% el mayor problema. No podemos dejar que el cliente vaya solo a la entidad financiera a pedir un crédito. Nosotros tenemos que gestionarlo. Conocemos algunas financieras, sobre todo cajas, que sí nos siguen atendiendo y estamos obteniendo financiación, aunque no como antes. Lo que sí es cierto que si antes se financiaba un 70 o un 80%, ahora anda por el 60% del precio de venta.

¿Ven una salida a esta situación?
Creo que el año que viene esto no va a mejorar mucho. Y sin esa ayuda de los bancos es muy difícil encontrar un comprador que venga con el total del dinero necesario para hacer la compra. Lo que sí es cierto es que los precios han bajado, sobre todo en los barrios. Si las tarifas estaban en 1.900 euros el metro cuadrado ahora están en 1.600 o 1.400 euros, y en el caso de las viviendas de segunda mano las tarifas cayeron un 30%.

¿Qué papel juega el alquiler?
Tenemos un mercado fluido porque hay bastante movilidad. Si una vivienda queda libre, se pone en el mercado y suele tener bastante aceptación porque hay clientes que están dispuestos a alquilar. Esto se debe a que la gente ahora no compra, pero sigue necesitando un vivienda.

¿Ocurre lo mismo con el arrendamiento de locales comerciales?
La actividad es mucho más floja. Se está tratando de lograr que no se abandonen algunos locales en base a convencer al propietario para que rebaje la renta que en ese momento está pagando el arrendatario, y está dando resultado.

¿La situación es igual en todas las calles comerciales o varía en función de las diferentes zonas?
San Andrés, por ejemplo, tiene 18 locales vacíos, pero se han abierto 11 nuevos en año y medio y está diversificando su actividad. Lo único que falta es que se reforme por completo. No ocurre lo mismo en la calle Real, que la vemos en franca decadencia. Hay 13 locales vacíos. No se alquilan porque subsisten los precios de antes, y eso es imposible.

¿Cuál diría que es la número1?
El entorno de la plaza de Lugo es la zona número uno. Prácticamente solo hay un local vacío.

¿Y la que necesita un nuevo impulso?
La calle Barcelona es una de las zonas más depauperadas, en parte por el ambiente. La gente sigue paseando por allí, pero no tiene mucha actividad. En general, en toda la ciudad, hay mucho local vacío. Hay que esperar a que la actividad económica del país haga un tirón para que la gente se decida a abrir algún comercio. n

Comentarios