lunes 27.01.2020

Los niños de Eirís tienen que coger dos autobuses para jugar al fútbol

Los vecinos del barrio denuncian que los pequeños tienen que desplazarse hasta la Torre para entrenar
El campo de fútbol de Eirís, en la actualidad | pedro puig
El campo de fútbol de Eirís, en la actualidad | pedro puig

Los vecinos de Eirís se encuentran actualmente sumergidos en una nueva situación que dificulta la realización de tareas diarias. Ahora, los perjudicados son los más pequeños, que, tal y como denuncian desde la Asociación Veciñal de Eirís Uxío Carré, no pueden jugar al fútbol en su barrio. “Los niños de Eirís, para ir a entrenar, son obligados a ir a los campos de la Torre”, explican los vecinos.  

Este desplazamiento no solo es incómodo por la lejanía de este terreno desde el área de Eirís, sino que es costoso e implica tener tiempo libre. “Tienen que coger dos autobuses para llegar a estos campos de fútbol”, explican. Durante el trayecto de la línea 1A desde el barrio, “los pequeños pasan por delante del Campo de Fútbol Víctor Fernández Alonso”, pero, sin embargo, “no les dejan entrenar allí”. Desde la asociación de vecinos desconocen los motivos de este obligado desplazamiento, pero lo consideran algo “poco normal”, porque “provoca que los pequeños, en vez de jugar en el Eirís S.D., estén jugando en el equipo de fútbol del Barrio de las Flores o en el Monelos”, porque a ellos “sí que les dejan jugar en los campos de la Leyma, pero al Eirís no”.

La falta de aclaraciones es, además, otro motivo de descontento para los residentes del barrio. “Parece ser que quien organizo esto es la Asociación de Fútbol Aficionado de A Coruña y no hay más explicaciones”, reconocen los vecinos.

El Gobierno local aprobó la pasada semana los presupuestos municipales, en los que está incluida la construcción de un nuevo campo de fútbol en Eirís. “Esta situación hace todavía más urgente que se rehabilite y se forme un nuevo sitio para que los niños no tengan que jugar en otros equipos ni desplazarse hasta un lugar tan lejano”, sostienen los vecinos del barrio.

Mala frecuencia de los buses

Otro factor importante entra en juego a la hora de moverse en transporte público desde el área de Eirís. La mala frecuencia del bus 1A, la única línea que llega al barrio de forma directa, es insuficiente para cubrir la demanda de los residentes.

“La reforma de las línea de autobuses lleva pendiente años y nosotros pedimos que se amplíen las frecuencias mientras no se lleva a cabo esta deseada reforma”, dice la Asociación Veciñal de Eirís Uxío Carré. “Tenemos un bus que tarda media hora en pasar y va siempre lleno de gente”, añaden, y es que “no puede ir siempre hasta arriba y tardar media hora en llegar a las paradas”, concluyen.

Comentarios