miércoles 21/10/20

Nazario Arias: “Nos han dado un buen palo; esperábamos algo, pero no esto”

El anuncio del despido colectivo ha sido un verdadero jarro de agua fría para el colectivo de los trabajadores. Desde el comité de empresa esperaban que la empresa pudiera presentar

Diputados, senadores y parlamentarios socialistas se reunieron con afiliados de UGT	quintana
Diputados, senadores y parlamentarios socialistas se reunieron con afiliados de UGT quintana

El anuncio del despido colectivo ha sido un verdadero jarro de agua fría para el colectivo de los trabajadores. Desde el comité de empresa esperaban que la empresa pudiera presentar alguna medida de recorte, pero no se esperaban un tijeretazo tan drástico, y menos en dos de sus plantas. El presidente del comité coruñés, Nazario Arias, expresaba ayer su sorpresa tras conocer las intenciones de Alcoa. Dice el representante de los trabajadores que esperaban “algo, pero no esto”. Además, añade que suponían que no iba haber movimientos “hasta después de la segunda subasta”.
“Nos han dado un buen palo”, explicaba ayer el líder sindical, que dice tener “la confianza justita” en este proceso. Arias confía en que se celebre la segunda subasta eléctrica este mes y entren en este mercado los bloques de 90 megavatios a precios competitivos.
Por su parte, desde el sindicato UGT, Juan Paseiro, señala que si Alcoa consigue la energía a un precio conveniente “estaría dispuesta a continuar un año más”. Así se lo habría trasladado la multinacional a los sindicalistas, aunque tampoco estos confían a pies juntillas en esta promesa de la compañía.

"mucha prisa"
El comité no ha hecho ningún tipo de cálculo sobre el personal que puede estar afectado por esta medida de despido colectivo, “porque no nos han dicho nada más allá de entregarnos una carta”, lamentó el portavoz. El jueves se desplazarán a Madrid los dos comités (el de A Coruña y el de Avilés) para negociar esta medida reguladora propuesta por Alcoa. Y lo hacen “con la idea de capear el temporal”.
Los representantes sindicales dicen no entender la rapidez en adoptar recortes de plantilla tan drásticos. “Alguien tiene mucha prisa aquí”, comentaba ayer el presidente del comité.

demandas
Los trabajadores tienen sus escasas esperanzas puestas en la segunda subasta eléctrica y confían en que sí se celebre este mes. “Es lo que dijo el ministro Soria”, apuntaba ayer Arias. Asegura el portavoz sindical que el decreto de interrumpibilidad permite modificar las potencias y bloques y espera que esto pueda suponer cierta conveniencia para Alcoa. Eso sí, reconocen que no se sabe en qué condiciones se celebraría la subasta.
“Esperamos que el ministro tome la decisión oportuna, que por una vez no se perjudique a los trabajadores, que somos los que estamos pagando los platos rotos”, se quejaba ayer el líder sindical.
Tras la pérdida de las compensaciones en la última subasta, el comité de la fábrica ya alertó de que el futuro de la planta pasaría, irremediablemente, por una segunda puja energética.

Comentarios