lunes 21/9/20

Músicos coruñeses rifarán una guitarra de un luthier local para reunir fondos para la lucha contra el cáncer

Más de una docena de músicos participaron ayer en una cuestación a favor de la Asociación Española contra el Cáncer en una jornada en la que la solidaridad se movió al ritmo de la música. Bajo una carpa junto al obelisco, el público, artistas como Pocho Taxes,

La carpa ante el Obelisco acogió la actuación de músicos coruñeses durante toda la jornada | quintana
La carpa ante el Obelisco acogió la actuación de músicos coruñeses durante toda la jornada | quintana

Más de una docena de músicos participaron ayer en una cuestación a favor de la Asociación Española contra el Cáncer en una jornada en la que la solidaridad se movió al ritmo de la música. Bajo una carpa junto al obelisco, el público, artistas como Pocho Taxes, y Carlos Liñares, y grupos como Os Piñeiros y Nortones consiguieron que la gente donara dinero hasta llenar las huchas. Pero eso no es todo. Gandy, el organizador del acto, ya tiene nuevas ideas. “Estuvimos aquí todo el día y hablamos. En Navidad pensamos organizar una rifa: la de la una auténtica guitarra de Franzfret (un luthier local) para poder recaudar más fondos)”, reveló.

Todavía hay algunos cabos por atar, pero Gandy espera que la próxima vez, los intérpretes toquen alguna versión de villancicos además de canciones de sus repertorios: “Formaron grupos por sorteo. Al azar. Jóvenes con viejos, rockeros con raperos...”. Con esta iniciativa, esperan incluso superar el éxito de la jornada de ayer, a pesar de que será difícil. Desde las doce de al mañana y hasta las ocho de la tarde, la música no cesó de sonar en el Cantón Grande.
Tonadillas

“Hubo momentos muy buenos y aplausos para todos”, reconoce Gandy, que destaca la actuación de Manu López. La cantante se arrancó por tonadillas consiguiendo un éxito inmediato entre el público más mayor, que inmediatamente agradeció la actuación rascándose el bolsillo. “Estuvo graciosísima”, asegura el organizador.

Por su parte, César Miranda también cosechó un gran éxito atrayendo a muchos amigos empleando las redes sociales, y otro cantante trajo un artista que cantó “O sole mío”. Prácticamente todo el mundo cosechó aplausos y billetes. “Porque la gente metió más billetes que monedas”, recalcó Gandy.
Fue precisamente su actuación la que tuvo menos eco. Tuvo que tocar a las cuatro y media de la tarde, y prácticamente no había nadie en la calle. “Estaban en casa pero no pasa nada, yo también venía de la siesta”, bromeó.

Comentarios