martes 22/9/20

El musical de “Dirty Dancing” realizará el salto final hasta siete veces del 6 al 10 de junio

El Palacio de la Ópera será del 6 al 10 de junio un hotel, el Kellerman’s, donde Baby y Johnny se dieron al baile hace ya 30 años, porque el musical “Dirty Dancing”

Los actores Laura Enrech y Pablo Ceresuela, practicando el salto | pedro puig
Los actores Laura Enrech y Pablo Ceresuela, practicando el salto | pedro puig

El Palacio de la Ópera será del 6 al 10 de junio un hotel, el Kellerman’s, donde Baby y Johnny se dieron al baile hace ya 30 años, porque el musical “Dirty Dancing” es fiel a la película que, como todas las que provocan un fenómeno fan, tenía que estar en este formato. Lo contaron ayer los de la productora Letsgo, que llevan medio millón de espectadores y más de 500 funciones desde finales de 2016 en España.


Antes, estuvo en Australia, donde debutó en 2004, en Singapur o Ciudad de Méjico para emocionar con “The time of my life” en Viena o Londres, donde aparcaron durante dos años. En Madrid y Barcelona, colgaron el cartel de “está todo vendido”, lo que confirma que el público que vio una y otra vez a Jennifer Grey y Patrick Swayze conseguir el ángulo recto perfecto en el salto final no quiso perdérselo en el teatro, donde dijeron los actores Laura Enrech y Pablo Ceresuela “nunca nos salió mal hasta ahora”.

Es más, los intérpretes lo demostraron en el exterior del Palacio de la Ópera. Serán 24 en el escenario y otros tantos más entre bambalinas. En la función, no se bajará el telón. Los distintos escenarios mudarán a través de plataformas circulares, “algo muy simple y atractivo” para que todo fluya y “la gente llore, cante y explote con el salto”.
Contaba Laura que aunque la pirueta final tiene un componente técnico, “la energía que se va cociendo a fuego lento durante el montaje ayuda a que resulte fácil”. En A Coruña lo harán hasta siete veces.

Comentarios