lunes 18/1/21

Un mural en honor a Lugrís exige el fin de las barreras arquitectónicas del Puerto

La Comisión en Defensa do Común celebró ayer un nuevo acto reivindicativo pintando un mural en el paseo de O Parrote inspirada en uno de los cuadrados de Urbano Lugrís.

Los activistas dibujaron sobre una estructura desmontable un boceto de uno de los cuadros del pintor | quintana
Los activistas dibujaron sobre una estructura desmontable un boceto de uno de los cuadros del pintor | quintana

La Comisión en Defensa do Común celebró ayer un nuevo acto reivindicativo pintando un mural en el paseo de O Parrote inspirada en uno de los cuadrados de Urbano Lugrís. Con esta iniciativa la plataforma ciudadana exige la eliminación de las barreras arquitectónicas que separan el puerto de la ciudad y la devolución de los muelles al patrimonio municipal una vez se traslade la actividad al Puerto Exterior.
Lo que se reivindicaba es la unión de la ciudad con el mar, por eso se tomó como modelo uno de los cuadrados de Lugrís, pero que “Miraba ao mar cando trataba de plasmar a súa pasión” y porque para Defensa do Común, el resurgir urbano coruñés está teniendo lugar en La Marina.
 

Falta de entendimiento
Sin embargo, más allá de los actos simbólicos, la falta de entendimiento entre el Gobierno local, por una parte, y la Xunta, Estado y Autoridad Portuaria, por la otra, está dificultando llegar a un acuerdo sobre el futuro de los muelles. El alcalde, Xulio Ferreiro, quiere asegurarse de controlar todo el desarrollo urbanístico, pero el Ayuntamiento tan solo cuenta con un asiento en el consejo del Puerto.
Por eso la apuesta municipal pasa por crear un consorcio para la gestión de los terrenos, un organismo donde el Ayuntamiento tendría la voz cantante. Pero el Puerto y la Xunta han llegado a un acuerdo por separado que aísla al Ayuntamiento y que supone una barrera aún más difícil de eliminar que las arquitectónicas que eran objeto de la protesta.

Comentarios