jueves 22/10/20

La mudanza de vecinos coruñeses al extranjero se disparó un 36 por ciento

La supuesta recuperación de la economía en A Coruña no está funcionando como elemento fijador de población en la ciudad. Aunque no aclara las motivaciones para marcharse, un informe del Instituto Galego de Estatística (IGE)

Miles de viajeros pasan por un aeropuerto europeo de camino a sus destinos | efe
Miles de viajeros pasan por un aeropuerto europeo de camino a sus destinos | efe

La supuesta recuperación de la economía en A Coruña no está funcionando como elemento fijador de población en la ciudad. Aunque no aclara las motivaciones para marcharse, un informe del Instituto Galego de Estatística (IGE) muestra que la emigración a otras ciudades, otras comunidades e, incluso, al extranjero sigue creciendo entre la ciudadanía. En concreto, el dato interanual de personas que se trasladaron a otros países se disparó prácticamente un 36%.
A Coruña es una ciudad con bastante tejido empresarial, fundamentalmente ligado al sector servicios pero también de carácter industrial, y tiene viviendas disponibles. Sin embargo, en los últimos tiempos es incapaz de mantener su población. No se trata de atraer a nuevos vecinos sino de frenar la marcha de miembros del padrón a otros lugares. En los últimos cinco años la ratio de crecimiento de la emigración subió un 6%, registrando 8.459 salidas durante el año pasado. En el período interanual desde 2015 la diferencia fue de casi un 4% (3,9%).
Además, en los últimos años ha ido ganando peso la mudanza al exterior –entendida como la suma de traslados a otras comunidades y al extranjero– hasta el punto de que está muy igualada con los movimientos internos y el ascenso de 2015 a 2016 fue de un 9%. La cifra es todavía más sorprendente cuando se analiza el número de personas que han viajado a otros países para buscar una vida mejor: en solo doce meses un 35,9% más de coruñeses se decidió a emprender una aventura fuera de su municipio.

Casi 2.000 personas
Un total de 1.848 individuos causaron baja en el padrón municipal para irse al extranjero, mientras que 2.131 personas se movieron a otras comunidades autónomas españolas. Eso sí, según el estudio publicado por el IGE, este último fenómeno ha ido en descenso en paralelo a que la opción de viajar a otras naciones se iba haciendo más viable.
En el caso de la emigración externa, sea dentro de España o fuera, la mayoría de los afectados son hombres, mientras que en el rango de edades de los vecinos que se enfrentan a otra cultura y otro idioma prevalecen los jóvenes de 16 a 29 años –que buscan formación o empleo– y los adultos de 30 a 54 años, que seguramente viajarán para encontrar un puesto de trabajo que aquí no aparece o una oportunidad mejor a las que se ofrecen en A Coruña.
 

La comarca, muy atractiva
A pesar de que poner mucha tierra de por medio va ganando adeptos, todavía se da una importante emigración interna a la misma comarca, la misma provincia e, incluso, dentro de Galicia.
El año pasado de los 4.480 residentes de A Coruña que cambiaron de lugar de residencia dentro de la comunidad, el 39,8% se quedó en ayuntamientos de la propia comarca como Oleiros o Arteixo.
Una de las razones podría ser, como han comentado los expertos en distintas ocasiones, la mayor facilidad para acceder a una vivienda en el área (ya sea porque existe un mayor stock, se está construyendo más o los precios son más competitivos). En términos globales, la ciudad representó el 9,5% del total de gallegos que emigraron en 2016 y un 22,5% de la provincia.

Comentarios