viernes 27/11/20

Movilidad puede tardar hasta un año en retirar un coche abandonado

Los bomberos acudieron a la calle de Andrés Gaos para sofocar un fuego en uno de estos turismos
Del vehículo quemado ayer en Andrés Gaos ardió solo el habitáculo | patricia g. fraga
Del vehículo quemado ayer en Andrés Gaos ardió solo el habitáculo | patricia g. fraga

Durante la madrugada de ayer, se registró un incendio en un coche estacionado en la calle de Andrés Gaos, en el Agra do Orzán. El fuego, que se declaró alrededor de las tres y media de la madrugada, fue extinguido por los bomberos. Los indicios apuntan a que el vehículo estaba abandonado, puesto que tenía las ruedas pinchadas, y llevaba tiempo estacionado allí. El foco se encontraba en el interior del habitáculo, lo que invita a pensar en que fue provocado. Pero más allá de esa circunstancia, el episodio pone de relieve la lentitud con la que se retiran los coches abandonados, que a veces pasan más de un año en la calle. 

Fuentes municipales señalan que de los trámites se ocupa la Concejalía de Movilidad, y no la Policía Local. El proceso resulta relativamente fácil cuando se localiza al propietario del vehículo. Entonces los agentes municipales le presionan para que lo retire por sus propios medios, so pena de multarle, porque normalmente carecen de seguro o de otros requisitos. Pero a veces, la dirección que figura en los datos del vehículo está obsoleta, y no es posible localizar al propietario o el dueño no tiene recursos para hacerse cargo. Es entonces cuando comienza un largo proceso burocrático que lleva a cabo Movilidad, con una lentitud que convierte el plazo oficial, de uno o dos meses en un año en algunos casos. 

Fenómeno creciente 
Es muy probable que crezca el número de vehículos abandonados en la calle el próximo año, cuando se hagan sentir los peores efectos de la crisis económica. Los propietarios de vehículos que se quedan sin empleo no suelen renunciar a ellos, pero sí descuidan su mantenimiento, el pago del seguro o de las tasas. 

Al final, el vehículo permanece estacionado indefinidamente y acaba siendo objeto de vandalismo. Desde la asociación de transportes ligeros de la ciudad consideran que el Ayuntamiento está siendo negligente sobre su retirada y en marzo denunciaban que habían contabilizado cerca de 70 vehículos incluido alguno de gran porte, abandonados desde hace mucho tiempo, algunos varios años, en la vía pública, sin que el Ayuntamiento haya hecho nada para solucionar este problema. Los vecinos de O Ventorrillo denunciaron recientemente que el aparcamiento del ágora e ha convertido prácticamente en un cementerio de coches.

Comentarios