jueves 26/11/20

Movilidad prohibirá circular por las calles sin aceras que rodean el Hospital

El concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, deploró el estado de la circulación en el entorno del Complejo Hospitalario Universitario (Chuac) del que recordó que “é un equipamento de primer nivel

Una vecina camina por la calle de Castaño de Eiris, compartiendo calzada con un vehículo | quintana
Una vecina camina por la calle de Castaño de Eiris, compartiendo calzada con un vehículo | quintana

El concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, deploró el estado de la circulación en el entorno del Complejo Hospitalario Universitario (Chuac) del que recordó que “é un equipamento de primer nivel, un hospital reconocido nacional e internacionalmente”. El Ayuntamiento pretende poner fin al panorama actual, en el que prima la circulación por vías estrechas, antiguos carriles que recorren conductores despistados que salen del Chuac tratando de llegar a las vías principales. Pero hacerlo “tendrá consecuencias”, advirtió Grandío: eso significará la peatonalización de varias de las calles de la zona alta de Eirís. La medida entrará en vigor durante el primer trimestre de 2018.
El Ayuntamiento ya presentó hace meses a los representantes de la asociación de vecinos Uxío Carré de Eirís la propuesta que, a juicio de Grandío, servirá para mitigar “as carencias e o sufrimento” de los vecinos. Según el responsable de Movilidad, en el urbanismo del entorno del Chuac nunca se tomó en consideración que es un equipamiento que atrae gran cantidad de tráfico. Los vecinos llevan tiempo quejándose del problema que les supone la falta de buenos accesos en un lugar alejado donde usan el vehículo privado para desplazarse. “Eu vivo o lado do hospital e xa nos expropiaron todo o chan da carreteira -se quejaba una vecina– porque decían que era un tapón. Agora o tapón está en Eirís... Nosotros para sair, temos moi mala saída, coas curvas que hai”.
 

Por calles anchas
Grandío expuso las líneas generales del plan ante los afectados en un reciente encuentro vecinal en el centro cívico del barrio: “O que se vai facer é reordenar o tráfico na zona de Curramontes, Castaño de Eirís, Mirador de Eirís... toda a zona alta do barrio”. El objetivo es tratar de aprovechar la infraestructura existente para derivar la carga de tráfico por vías con sección suficiente. Es decir, calles que tengan espacio suficiente para permitir la circulación de los vehículos pero sobre todo, con aceras, para garantizar la seguridad de los peatones, como puede ser la calle de Curramontes, que recorre gran parte de la zona superior del barrio.
La medida forma parte del nuevo contrato de mantenimiento de señalización vertical y horizontal, pero Grandío advirtió a los vecinos de Eirís que esta medida llevará consigo, de forma inevitable, la peatonalización o, como él prefiere denominarlo, “recuperación”. En otros casos, cuando los técnicos de Movilidad se queden sin opciones, se “intentará mitigar o tráfico”.
No es la primera vez que el Ayuntamiento plantea la peatonalización como la solución más adecuada al problema del tráfico buscando un modelo de movilidad “más sostenible”. Ya lo ha llevado a cabo en el barrio de Monte Alto, donde finalizaron recientemente las obras de la calle de Marola, y en el entorno del mercado de San Agustín.

Comentarios