Las mociones sobre la quita de la deuda al Puerto reavivan el enfrentamiento político

Uno de los muelles sobre los que se debate es el de Calvo Sotelo, que según los convenios habría que vender, igual que el de Batería y el de San Diego | quintana

La aprobación este lunes de la moción del grupo de Gobierno de Marea Atlántica, con los votos a favor del Partido Popular, para exigir al Estado la condonación de la deuda de la Autoridad Portuaria por la construcción del Puerto Exterior

La aprobación este lunes de la moción del grupo de Gobierno de Marea Atlántica, con los votos a favor del Partido Popular, para exigir al Estado la condonación de la deuda de la Autoridad Portuaria por la construcción del Puerto Exterior no ha servido para que el enfrentamiento político amaine. Ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, lamentó la falta de apoyo del grupo socialista y tildó al PP de “cambiachaquetas” a pesar de contar con su apoyo. El PSOE fue crítico a su vez con las dos formaciones, acusando a los populares de tener “secuestrada” a la Autoridad Portuaria y a la Marea de pedir la quita por “electoralismo”, a lo que el PP respondió diciendo que siempre ha sido coherente defendiendo el puerto.
Después de intentar negociar una moción conjunta con el grupo municipal socialista, el Ayuntamiento se topó en el pleno de este lunes con que el PSOE no le apoyaba para que el Gobierno central perdone la deuda del Puerto ni tampoco aceptó añadir addendas a su plan. Tras este varapalo, el alcalde, Xulio Ferreiro, aseguró que esta falta de consenso no implica un punto de inflexión en las negociaciones sino “unha pequena pedra” que no va a impedir que se siga conversando con el Gobierno central con el objetivo final de que la Autoridad Portuaria no venda los muelles de Calvo Sotelo, Batería y San Diego y pasen a ser espacios públicos.
Sí lamentó que “o PSOE non quixese apoiar a moción nin incluir a titularidade pública dos terreos no futuro ente consorcial e a condonación da débeda ou medidas equivalentes, a pesar de que xa as votou o ano pasado”.

Posible incompatibilidad
“Podo entender que non é doado para o PSOE xestionar a presenza no Concello e no Goberno de España pero agardo que este siga apostando polo diálogo con valentía para chegar a unha solución”, reflexionó.
Aunque el PP secundó con sus votos la iniciativa de la Marea y Ferreiro dijo alegrarse de ello, aseguró que el partido “ás veces ten bastante pouco pudor para cambiar de chaqueta enseguida”. “Aquí cando estaba no Goberno de España tamén dicía unhas cousas e agora di outras pero benvido ao consenso cidadá”, prosiguió lamentando que esa opinión contraste “cos representantes do PP na Xunta, na Autoridade Portuaria e no Parlamento de Galicia”. Mientras la coordinadora de la Marea lamentó la “falla de coraxe” y la “ambigüidade” del PSOE.
Reproches por Langosteira
El portavoz del grupo socialista, José Manuel García, respondió a las críticas explicando que lo prioritario es “renegociar los convenios de 2004” y crear un Consorcio “que debería liderar la ciudad” y que rompería “la unilateralidad que cree que tiene la Autoridad Portuaria” sobre los terrenos. Por ello, reprochó a Ferreiro que quisiese poner como primer punto “la condonación o quita igual que en Valencia porque las situaciones no son iguales”.
Desde su punto de vista esta premisa que llevó la Marea al pleno es “electoralista” y puede traer votos o no, pero considera que es más importante pensar “en clave de ciudad”. Asimismo, afeó que pactara con los populares después de que el estos lo “ningunearan” en el pacto firmado en abril entre Fomento, Puertos del Estado, la Xunta y el Puerto coruñés.
“Cómo se le va a condonar la deuda a la Autoridad Portuaria si está dirigiendo como le da la gana”, se preguntó García, sosteniendo que no se puede “regalar el desaguisado de Langosteira y después manifestarse para que nos paguen la reurbanización de los muelles”. En este sentido, aseguró que los solares no se venderán aunque no haya quita “porque no vamos a dejar”.

Defensa continuada
Tras todas estas acusaciones, fuentes del PP quisieron aclarar que “siempre” apoyaron “desde todas las instituciones y administraciones el desarrollo del Puerto Exterior y es el único que, con la firma del protocolo, ha mostrado por escrito su compromiso con la titularidad pública de los terrenos desafectados del puerto interior y con la construcción de la conexión ferroviaria de Punta Langosteira”.
El grupo popular sostiene que en el pleno “quedó claro que el único que no ha cambiado su postura respecto al puerto es el PP, que apoyó la solicitud de una quita de la deuda en 2017 cuando el presidente del Gobierno era Mariano Rajoy y el lunes cuando el presidente del Gobierno es Pedro Sánchez, que es quien ha cambiado las reglas de juego”.
Así, recordó que la Marea no pidió en ese encuentro de la corporación que se anulase el protocolo firmado en abril, algo por lo que el representante del Ayuntamiento en el consejo de administración del Puerto se marchó del mismo durante la reunión de la semana pasada. “El PSOE pasó de instar a la anulación de la deuda en enero de 2017 a decir ahora que es ilegal anularla”, remarcó, acusándolo de considerar a los coruñeses ciudadanos de tercera con respecto a los de Valencia. En contraposición, lamentó el apoyo del partido al modificativo de crédito para pagar los gastos de las fiestas.
Hoy el PP presentará una moción sobre el puerto en el Parlamento, después de que ayer solo diese tiempo a que En Marea hiciese lo propio. Ambas propuestas se someterán a votación a lo largo de la mañana. l