martes 20/10/20

Un menor resulta herido grave al ser arrollado por un coche en un paso de peatones

Un escolar resultó herido de gravedad al ser arrollado por un turismo cuando cruzaba la ronda de Outeiro a la altura de su número 167, según informaron fuentes de la Policía Local.

El siniestro tuvo lugar a la altura del número 167 de la ronda de Outeiro | p.g. fraga
El siniestro tuvo lugar a la altura del número 167 de la ronda de Outeiro | p.g. fraga

Un escolar resultó herido de gravedad al ser arrollado por un turismo cuando cruzaba la ronda de Outeiro a la altura de su número 167, según informaron fuentes de la Policía Local. El suceso tuvo lugar a las ocho de la mañana, cuando el menor, de 15 años, se dirigía al clase y cruzó por un paso de peatones regulado por semáforo. Sin embargo, testigos oculares afirmaron ante los agentes del Grupo de Atestados de la Policía Local que el escolar había cruzado en rojo.
Al lugar acudió una ambulancia del 061, que trasladó al joven al Hospital. Según los primeros informes, presentaba lesiones en las extremidades, aunque otras fuentes apunta a que fue necesario operarle de urgencia, e incluso se le extirpó el bazo. Desde el Complejo Hospitalario Universitario (Chuac), las fuentes oficiales se limitan a señalar que permanece ingresado con pronóstico reservado.
La Policía Local tomó declaraciones al conductor del turismo que arrolló al menor, un vecino de A Coruña de 29 años, así como a otros testigos del suceso, que es el atropello más grave que se ha registrado en lo que va de año. Por otro lado, la ronda de Outeiro es una de las vías con más tráfico en la ciudad, y los siniestros son frecuentes en ella. Aunque todos los coruñeses relacionan el fenómeno de la siniestralidad de Alfonso Molina, lo cierto es que, según las estadísticas de la Policía Local, la vía de la ciudad que registra más accidentes a lo largo del año es la ronda de Outeiro.
En 2016 fueron 75: tanto como Alfonso Molina, la avenida de Finisterre y Juan Flórez juntas. La siniestralidad en la ronda de Outeiro, como en el resto de la ciudad, no bajó de forma apreciable durante 2016, aunque sí descendió el año pasado en torno a un 10%.

Comentarios