lunes 27.01.2020

La de Méndez Núñez será la primera ZEP que se apruebe en A Coruña en más de once años

La plaza del Humor y la de Azcárraga fueron los primeros enclaves protegidos, a mediados de 2008
El último botellón de la plaza de Humor fue el 5 de julio de 2008 | quintana
El último botellón de la plaza de Humor fue el 5 de julio de 2008 | quintana

El anuncio, esta misma semana, de que los jardines de Méndez Núñez se convertirá en la primera Zona de Especial Protección (ZEP) en once años, vuelve a poner de actualidad una figura pionera en su época y creada durante el Gobierno bipartito de Javier Losada en respuesta a las caceroladas de los vecinos de la plaza del Humor, hartos de no dormir durante los fines de semana. El 18 de julio de 2008 la junta de gobierno aprobó la declaración de ZEP para las plazas de Humor y la de Azcárraga, a donde el botellón se había movido ante la presión policial. 

Aquella noche quedó vedada la concentración de personas entre las 22.00 y las 08.00 horas. Previamente se había aprobado la “ordenanza antibotellón”, y se había redactado un informe en el que se medían los niveles de ruido y de basura generadas por el botellón. Durante el primer semestre del año la Policía Local había denunciado 178 actos relacionadas con el botellón en la plaza del Humor y otros seis en la de Azcárraga. Dos meses después de su implantación, los vecinos se mostraban encantados Pero el fenómeno se desplazó a los jardines de Méndez Núñez. Durante el último decenio, la polémica se mantuvo, sobre todo por la gran cantidad de basura generada y que obliga a mantener un dispositivo especial de Cespa cada fin de semana. Pero ni el PP ni la Marea Atlántica se decidieron a actuar porque en los jardines, los jóvenes no molestaban a los vecinos, así que no existía motivación. 

Sin clamor popular 
En cambio, la alcaldesa ha asumido el reto prácticamente sin necesidad de clamor popular. Los vecinos del Orzán protestaban por el ocio nocturno, pero Méndez Núñez seguía siendo un problema recurrente pero poco reivindicado. 

Serán los socialistas los que volverán a recurrir a su herramienta diseñada por ellos. El actual Ayuntamiento está siguiendo los pasos del bipartito, tal y como anunció ayer la alcaldesa esta semana, con un plan director redactado por la Concejalía de Medio Ambiente con los datos de ruidos y basura a lo que añadirán los informes de la Policía Local, exactamente igual que en 2018. Y Rey espera ahora el mismo resultado.

Comentarios