martes 19.11.2019

Las mejoras en Visma y la Torre primarán sobre los nuevos complejos deportivos

El Ayuntamiento espera incluir en el presupuesto de 2020 fondos para una cubierta en los campos de San Pedro
Inés Rey y Juan Ignacio Borrego recibieron ayer a representantes de la Federación Galega de Fútbol | quintana
Inés Rey y Juan Ignacio Borrego recibieron ayer a representantes de la Federación Galega de Fútbol | quintana

El Gobierno local está decidido a dar un impulso a las instalaciones deportivas de la ciudad durante este mandato y uno de los objetivos prioritarios serán las mejoras en los campos de fútbol de San Pedro de Visma y de la Torre mientras que la creación de nuevos espacios se producirá después debido a que se trata de proyectos que necesitan de más tiempo.

El objetivo del Ayuntamiento es que en el presupuesto del próximo año existan fondos para la construcción de una cubierta en los campos de San Pedro de Visma y para la remodelación de la ciudad deportiva de la Torre.

La instalación de Visma se abrió a los usuarios en junio del año pasado y una de las principales quejas de estos es la ausencia de estructura que cubra las gradas para proteger a los espectadores de la lluvia.

La instalación fue construida por la Federación Galega de Fútbol y posteriormente recepcionada por el Ayuntamiento, quien además se comprometió a crear dos aparcamientos para dar servicio al recinto.

Remodelación
Además de las mejoras en San Pedro de Visma, otro de los objetivos en la agenda del Gobierno local es una importante actuación en las instalaciones de la Torre. Esta comprende la renovación del césped en cuatro de los cinco campos, la rehabilitación de sus sistemas de regado y la implantación del mismo en las zonas verdes. Por último, también está prevista la reparación de dos de los vestuarios. 

La intención del Gobierno local es que tanto la actuación de San Pedro de Visma como la de la Torre cuenten con financiación en el presupuesto del próximo año, aunque ayer el concejal de Deportes, Juan Ignacio Borrego, no descartó que la segunda se pueda licitar este año. 

En todo caso, el Ayuntamiento espera negociar con las formaciones de la oposición estos proyectos, ya que alguno incluso podría dotarse de fondos a través de las inversiones Financieramente Sostenibles que se pueden hacer con el dinero del superávit.

Esta posibilidad está supeditada a que haya un acuerdo con la oposición y al cumplimiento de diversos índices, entre ellos el período medio de pago a proveedores, que es con el que tiene mayores problemas la Administración local y que acumula varios meses por encima del límite permitido.

El Gobierno municipal está decidido a acometer estas mejoras a corto plazo, mientras que con la mirada un poco más allá está el proyecto de crear una nueva ciudad deportiva en los terrenos que actualmente ocupa la Fábrica de Armas.

Esta idea no solo permitirá aumentar el número de campos de fútbol de la ciudad, sino que la propuesta presentada por Inés Rey durante la pasada campaña electoral incluye un estadio de atletismo con campos homologados para rugby y fútbol gaélico. Además, serviría para atender una de las demandas en cuanto a infraestructuras de los vecinos de Santa Gema, Pedralonga y Eirís.

El Ayuntamiento se mantiene firme en este proyecto, que tardará más tiempo que las mejoras en Visma y la Torre ya que es una actuación de mayor calado y requiere primero de un acuerdo con el Ministerio de Defensa para la cesión de unos terrenos en los que también se pretende construir la Ciudad de las TIC.

Futuro
Inés Rey y Juan Ignacio Borrego mantuvieron ayer un encuentro en María Pita con Rafael Louzán, presidente de la Federación Galega de Fútbol en el que analizaron posibles colaboraciones y el estado de las instalaciones deportivas de la ciudad en las que se practica el fútbol.

Después de la reunión ambos coincidieron en que en la ciudad existen muy pocos espacios en los que se puedan construir nuevas instalaciones, por lo que el objetivo prioritario debe ser la mejora de las que existen actualmente.

Precisamente, el mal estado de algunas de estas instalaciones impidió que A Coruña fuese el escenario de un campeonato de nivel nacional, que finalmente fue a parar a otra ciudad.

Con la mejora de las instalaciones actuales y la posibilidad de la creación de alguna nueva, el Gobierno local aspira a que la ciudad se convierta en una habitual a la hora de acoger torneos de nivel nacional o internacional, algo que en la actualidad es bastante complicado excepto en algunos casos puntuales.

Los equipos modestos coruñeses consideran que el número de campos de fútbol de la ciudad es insuficiente para atender la demanda del deporte más practicado en A Coruña y así se lo trasladó Louzán a Inés Rey.

Durante el pasado mandato se pusieron en marcha los campos de San Pedro de Visma, un proyecto que ya venía de la etapa de Carlos Negreira y el Partido Popular. Por el contrario, la parcela que ocupaba uno de los dos campos de A Grela se vendió a Estrella Galicia para ampliar sus instalaciones. A cambio, entre otras cuestiones, la compañía se comprometió a renovar el campo de Eirís, una obra retrasada por cuestiones arqueológicas.

Comentarios