jueves 3/12/20

Medio Ambiente considera a San Diego el parque más deteriorado de la ciudad

El Ayuntamiento  realiza estos días una revisión de las zonas verdes para identificar  sus necesidades
El verdín en las zonas de hormigón es una constante en uno de los pulmones verdes más grandes de la ciudad | patricia g. fraga
El verdín en las zonas de hormigón es una constante en uno de los pulmones verdes más grandes de la ciudad | patricia g. fraga

La Concejalía de Medio Ambiente reconoció esta misma semana que San Diego, la gran zona verde de Os Castros, está en un estado lamentable. Es más, la concejala del área, Esther Fontán, considera que “probablemente” sea el parque que se halle en peor estado de la ciudad. Juegos y edificios pintarrajeados, verdín en las zonas de hormigón y otros problemas menores conspiran para ofrecer una imagen más deslucida de esta zona verde.

La oposición ya denunció la situación en septiembre. La concejala de Ciudadanos, Mónica Martínez, preguntó en un pleno si el Ejecutivo municipal llevará a cabo la limpieza y mantenimiento de la “pajarera” del parque de San Diego y de su entorno, ya que consideran que el estado actual no es el más adecuado. Martínez advirtió que tanto la infraestructura en sí como sus alrededores, donde está ubicado el centro cívico de San Diego, presentan un estado de abandono desde hace años y que ya ha sido motivo de protestas por parte de los vecinos.  El carril bici que hay a lo largo del parque de San Diego es otro de los temas candentes, ya que está sin definir, por lo que no se sabe cuál es el camino destinado al peatón o a los ciclistas.

Falta de previsión

Sobre el porqué de tanta dejadez, Fontán cargó las culpas sobre la concesionaria. “Aquí se junta el hambre con las ganas de comer. Se juntan dos factores: la falta de recursos y ¿Por qué no decirlo? la falta de previsión de una empresa que no está a la altura de las necesidades de conservación y puesta en valor de las zonas verdes e nuestra ciudad”, asegura.

Enfrentada al hecho de que la misma empresa sea la que atiende al resto de las zonas verdes de la ciudad, que no muestran el mismo problema, Fontán confesó: “No acabo de entender este nivel de abandono, porque la atención es prácticamente la misma. Quizás deberíamos hacer nu análisis más detallado”.  

Hay que señalar que actualmente la Concejalía de Medio Ambiente se halla inmersa en un proceso de revisión de todas las zonas verdes de la ciudad, para tratar de identificar sus necesidades. “Ahora estamos con el estanque de Eurís y el monte de San Pedro. Ahora van a empezar las obras de saneamiento del laberinto, que había sido atacado por una planta”. De esta manera todas las zonas verdes tendrá un plan de recuperación, sin obviar los que tienen su propio plan director, como el parque de Santa Margarita.

En esa misma línea, la semana que viene la concejala visitará todos los parques caninos par revisar todas sus condiciones para comprobar si necesitan algún tipo de intervención o de peligrosidad.

Comentarios