sábado 26/9/20

Una media de 83 préstamos semanales llegan al punto de lectura de Novo Mesoiro

Novo Mesoiro reclama una biblioteca desde hace años. Sin embargo, desde María Pita alegan que el conjunto de población, cerca de 8.000 vecinos, no es suficiente para contar con un edificio lleno de estanterías

El punto abre dos horas al día, de 18.00 a 20.00 horas | javier alborés
El punto abre dos horas al día, de 18.00 a 20.00 horas | javier alborés

Novo Mesoiro reclama una biblioteca desde hace años. Sin embargo, desde María Pita alegan que el conjunto de población, cerca de 8.000 vecinos, no es suficiente para contar con un edificio lleno de estanterías y salas para leer así que, en su lugar, disponen desde finales de octubre de un punto de lectura al que transportan títulos para los que viven entre Ribeira Sacra y Fragas do Eume. La demanda confirma que en el barrio las historias que se encierran entre tapas gustan. A un despacho del centro cívico, en rúa de Os Ancares llega todos los días una bibliotecaria en bici con los volúmenes solicitados.
Los usuarios tienen dos horas, de 18.00 a 20.00 horas, para recogerlos y ponerse a devorar páginas. Cuentan las encargadas que desde que está abierto, contabilizan una media de 83 préstamos semanales, la mayor parte de los fondos infantiles.
Y es que el barrio más joven de la ciudad pide historias para contarles a sus niños antes de acostarse. Solicita cultura para los pequeños de la casa y, en este sentido, fueron más las peticiones de libros que de material audiovisual. Estos alcanzan la meta sobre dos ruedas desde los otros centros bibliotecarios coruñeses. Hasta seis documentos diarios se reclaman a otras bibliotecas municipales de A Coruña.
En cuanto al día de la semana que más publicaciones se acumulan es el sábado, quizás, porque es el día que se realizan los cuentacuentos, dicen las coordinadoras. De esta forma, los padres aprovechan y materializan sus deseos. Hasta el momento, están registrados un total de 89 socios.
 

Animación
Y el servicio crece porque, además de los volúmenes que abastecen a los que tienen hogar a este lado de la ciudad, el punto de lectura anima a la lectura con espectáculos los fines de semana y prepara un club para masticar literatura y comentarlo en compañía.
Empezará el 13 de enero y se dirigirá a las personas adultas. Para inscribirse, el Ayuntamiento abrirá el plazo el día 2 y hasta el comienzo de la primera sesión. Las reuniones serán los sábados a las 11.00 horas cada 15 días y los participantes podrán disponer de los libros en calidad de préstamo si no los tienen.
Ellos solamente tendrán que poner las ganas de leer y hacer amistades. Se trata de crear debate en torno a las letras, de ir más allá del punto y final para abordar al autor y su forma de contar. El club de lectura buscará el intercambio de diálogos.
Por su parte, desde la asociación de vecinos, su presidenta Mónica Calvo, aplaude la iniciativa porque ante la falta de biblioteca, es lo más parecido que pueden tener. El libro aparece al día siguiente y los vecinos tienen margen para recepcionarlo.
Aún así, no dejarán de pelear por un centro en el que puedan contar con espacios para que los jóvenes estudien y tengan material para formarse.

Comentarios