jueves 26/11/20

El Materno estrena un lenguaje para comunicarse con pacientes autistas

El hospital Teresa Herrera Materno Infantil acaba de implantar un nuevo método para mejorar la atención sanitaria a los pacientes con autismo. Se trata de un lenguaje de pictogramas con el que los médicos podrán aportar a los usuarios

El equipo de Neurofisiología, con Luis Verde y la presidenta de la FAG en el centro | patricia g. fraga
El equipo de Neurofisiología, con Luis Verde y la presidenta de la FAG en el centro | patricia g. fraga

El hospital Teresa Herrera Materno Infantil acaba de implantar un nuevo método para mejorar la atención sanitaria a los pacientes con autismo. Se trata de un lenguaje de pictogramas con el que los médicos podrán aportar a los usuarios toda la información necesaria antes de realizar una prueba, para generar un clima de tranquilidad y confianza.


La iniciativa, llevada a cabo por la Federación Autismo Galicia (FAG) y la doctora Catia Martínez, con la implicación del área de Neurofisiología y la Gerencia de Gestión Integrada de A Coruña, permite aumentar la comprensión de los espacios y servicios que el Materno presta a las personas con Trastorno del Espector del Autismo (TEA).


“Como madre de una persona autista, reconozco que este es un gran avance porque, a veces, falta humanidad en el tratamiento a estos pacientes. Algo tan sencillo como unos pictogramas puede servir para hablar el mismo idioma que ellos o que otras personas con dificultades en la comprensión del lenguaje, como los mayores o personas con diversidad funcional”, explicó María José Álvarez, presidenta de la FAG y de Aspanaes, quien agradeció al personal del Materno su colaboración constante.
 

En la sala de espera
El sistema, denominado AP-TEA, se ha implantado ya en el área de Neurofisiología del Materno, donde se han colocado pictogramas en la sala de espera. Concretamente, reflejan una secuencia sobre el procedimiento de una prueba de electroencefalografía. La intención es calmar al paciente, dado que la prueba requiere un ambiente tranquilo y sin estrés.


Además, el personal sanitario recibirá formación para mejorar su atención a los pacientes con TEA, teniendo en cuenta que poseen más dificultad para salir de su entorno habitual y procesar los datos. “A veces, los médicos les generamos más ansiedad sin quererlo, explicándoles conceptos pero sin ser capaces de llegar a ellos”, dijo Catia Martínez, impulsora de este proyecto.


El gerente del Chuac, Luis Verde Remeseiro, aseguró que el objetivo de este tipo de propuestas es “añadir un punto de humanización a la medicina y acercarse a las personas”. Desde la Federación Autismo Galicia, María José Álvarez agradeció el apoyo de la gerencia y los profesionales del Materno para poner en marcha este nuevo sistema de comunicación.


El siguiente paso será hacer llegar los pictogramas a los pacientes para que puedan visionarlos en casa antes de acudir al hospital a realizar una prueba. Además, los médicos harán un seguimiento y una encuesta para comprobar que funcionan y ayudan a estos usuarios.

Comentarios