jueves 22.08.2019

El Materno celebra El Día del Niño Hospitalizado con música y letras

El hospital lleva a cabo durante todo el año un plan para que los más pequeños no perciban la ruptura con su rutina diaria

El hospital Materno Infantil acogió ayer una actividad para crear un cuento musical | aec
El hospital Materno Infantil acogió ayer una actividad para crear un cuento musical | aec

El Día del Niño Hospitalizado se conmemoró ayer, como se viene haciendo durante el último lustro. Con motivo de este homenaje, el jefe de servicio de Pediatría del hospital Materno Infantil, Jerónimo Pardo, habló con este diario sobre la actividad con la que celebraron el día, al mismo tiempo que compartió las enseñanzas y la forma de afrontar, tanto las familias como los niños las estancias en los hospitales.


En el día de ayer, la actividad consistió, en palabras de Pardo,  en “un cuento musical”. Una profesora perteneciente a la Facultad de Ciencias de la Salud y un conjunto de alumnas de Terapia Ocupacional fueron las encargadas de dar las pautas para “crear entre todos los niños hospitalizados un cuento con personajes que se iban inventando sobre la marcha, acompañados cada uno de ellos por una melodía”. 

Un hospital involucrado
Además de este día, donde el jefe de servicio aseguró que la jornada fue muy amena y participativa, el hospital coruñés está muy involucrado en el cuidado de los niños durante todo el año. Tienen unos 3.000 ingresos anuales debidos a diferentes motivos y con estancias más o menos prolongadas. “Siempre que existe una hospitalización de un niño se produce una ruptura con la dinámica habitual de su vida”, explicó Pardo, por lo que desde este área se pretende que “la hospitalización tenga el menor impacto emocional posible” en los pequeños pacientes, por lo que intentan que reproduzcan “en gran parte las actividades que hacen en el día a día”.

“La medida de humanización fundamental es intentar que los niños no se hospitalicen”


Por las mañanas hay una escuela para dar apoyo a los niños para que puedan continuar repasando las materias. A su vez, las tardes están dedicadas a actividades lúdicas. Esporádicamente se organizan actividades de arte, ciencia y música.

Compromiso
Además de las actividades, dice Pardo, que “la medida de humanización fundamental es intentar que los niños no se hospitalicen, que ingresen lo menos posible, y cuando están ingresados sea el menor número de días”. Con una estancia media de cuatro días y medio por paciente habilitaron, con este fin, un hospital de día con 20 puestos -ocho camas y doce sillones- “donde se hacen más de 3.000 procedimientos al año y que evita muchas hospitalizaciones”.


Una estancia que también puede reducirse gracias a la implicación de los padres porque “se convierten en verdaderos cuidadores” y, a veces, “eso favorece que los niños se puedan ir antes a su casa con una serie de cuidados”. Al mismo tiempo, el jefe de servicio de Pediatría asegura que “los niños tienen una gran capacidad de adaptación” e incide en que la hospitalización no es la de hace 30 años, debido a que los espacios físicos están más acondicionados en la actualidad.

Comentarios