lunes 30/11/20

Más de un centenar de abogados clama por la derogación de las tasas y la dimisión de Gallardón

En un alegato en favor de la unidad se convirtió ayer la concentración de los abogados coruñeses en protesta por la Ley de Tasas cuando se cumple un año de su publicación.

Liaño Flores leyó un manifiesto común a todos los colegios de España en contra de la Ley de Tasas         quintana
Liaño Flores leyó un manifiesto común a todos los colegios de España en contra de la Ley de Tasas quintana

En un alegato en favor de la unidad se convirtió ayer la concentración de los abogados coruñeses en protesta por la Ley de Tasas cuando se cumple un año de su publicación. Unidad contra un tributo que, según los letrados, ha tenido unos “efectos perniciosos indiscutibles” en el acceso a la justicia y ha “cercenado el derecho de los ciudadanos a una tutela judicial efectiva”. Y unidad también en contra del ministro que promovió la norma, Alberto Ruiz-Gallardón, tachado de “persona non grata” por el del Colegio coruñés de Abogados.
“Todos unidos gritemos: Gallardón dimisión”, finalizaba el manifiesto común, que fue leído por el veterano letrado José Manuel Liaño Flores, ante más de un centenar de profesionales congregados ante el palacio de justicia, en torno a dos pancartas; por un lado, la del propio colegio, rotulada con el lema “en favor da cidadanía, non ás taxas xudiciais”, y por otro, la de la asociación gallega Alaga, en la que podía leerse “No a las tasas, justicia para todos”.
“Los abogados tenemos que estar unidos”, destacaba Pablo Arangüena, miembro de la directiva de Alaga, después de calificar la Ley de Tasas como “el peor ataque a la justicia desde la Inquisición”. Para el presidente de esta plataforma, Fernando Nieto, las tasas son la demostración de que el ministro “ha engañado a la ciudadanía”. “Nos dijo que eran para financiar la justicia y el turno de oficio, pero la recaudación no ha repercutido ni un euro en ellas. No sabemos adónde ha ido ese dinero”, se queja.

sin presupuestar
En ese aspecto se fija también el manifiesto del Colegio de Abogados, que pone el acento en el importante desajuste entre la previsión de recaudación del Gobierno en este concepto, 306 millones este año, y la cantidad real, 103 millones hasta septiembre. “El ministerio ha incumplido su compromiso de que el importe de las tasas se destinaría a mejorar la asistencia jurídica gratuita”, hacía notar su portavoz, en la línea también del Consello da Avogacía Galega, que destaca la ausencia de presupuesto del Ministerio de Justicia en este concepto para 2014.
Las quejas de los distintos colectivos profesionales confluyen también al considerar las tasas una “gravísima restricción de los derechos de acceso a la justicia, inédita en la democracia” y al acusar al Gobierno de haberlas empleado como método para “disuadir a la ciudadanía de acudir a la justicia”.
En este sentido, el decano en funciones del colegio de A Coruña, Augusto Pérez-Cepeda, se mostraba satisfecho de la respuesta ciudadana a la convocatoria –los profesionales estuvieron arropados por una representación de los afectados por las preferentes y compañeros procuradores– ante una ley que, a sus ojos, ha hecho que la justicia “no sea igual para todos”.

Comentarios