miércoles 16.10.2019

Más de 600 alumnos acuden a la segunda convocatoria de la Selectividad en A Coruña

La “repesca” de la ABAU congregó a tres mil jóvenes en toda la comunidad y Vigo fue la ciudad con más presentados 

Cientos de alumnos coruñeses realizaron ayer la Selectividad en la facultad de Filología   | javier albores
Cientos de alumnos coruñeses realizaron ayer la Selectividad en la facultad de Filología | javier albores

Más de 600 alumnos acudieron ayer a las facultades de Informática y de Filología, en los campus de Elviña y la Zapeteira respectivamente, para hacer los exámenes de la segunda convocatoria de la ABAU (Prueba de Acceso a la universidad), más conocida como la Selectividad.

Desde el Eusebio Da Guarda o el Urbano Lugrís, todos los alumnos compartían las mismas preocupaciones. “Historia y Matemáticas son las más difíciles” argumentaban algunos mientras apuraban apuntes y cigarrillos por igual, antes de entrar al examen de las doce.

Tres mil ochenta alumnos realizaron la prueba en todo el territorio gallego, frente a los 11.000 que se presentaron en junio. A Coruña aportó 609 a esta “repesca”, solo por detrás de Vigo (730) y por delante de Santiago (553) y Pontevedra (297).

Esta segunda tanda era un evento propio del mes de septiembre, hasta que se adelantó hasta julio. “Ahora es mejor. El examen de julio permite a los alumnos tener las cosas más frescas y así pueden aprovechar una gran parte del verano”, afirmaba una de las profesoras encargadas de aula.

La jornada matinal transcurrió sin incidentes de gran calibre. Solo una joven fue expulsada del examen porque olvidó poner el silencio al móvil y comenzó a sonar en medio de la prueba. Y es que la tecnología no solo es un foco de distracción para los alumnos. “Ahora se lee en vertical, no en horizontal”, comenta otra de las tutoras, en referencia al modo de interaccionar con las pantallas de los móviles. “Las tecnologías sesgan la información que le llega a los chavales. Luego deben de estudiar en un libro de historia y les cuesta mucho”.

Los profesores se pronuncian sobre  el “temido” comentario de texto. “La clave está en la reiteración. Es algo que vienen practicando durante todo el año”, aseguran. Pero por otro lado, reniegan de otras de las características de la selectividad. “Deberían unificarse las fechas de los exámenes en todo el país, como el MIR. No puede ser que en Madrid se haga hace un mes y nosotros ahora” comentan.

Además, incitan a analizar las estadísticas desde el objetivo óptimo. “De nada sirven los porcentajes de suspensos si se piensa que todos los profesores tenemos los mismos alumnos. No es lo mismo dar clase a veintiséis que a ciento cincuenta como los que tengo yo”, aseguran.

Algunos por los nervios, otros por la incertidumbre de su futuro, los alumnos que acudieron para hacer la ABAU se arremolinaban en pequeños círculos a la salida de la facultad, a la espera de entrar en una nueva aula y completar otro examen que, en cierto modo, marcará su futuro.

Comentarios