lunes 30/11/20

Más de 60 socorristas se preparan para vigilar las playas coruñesas este verano

La playa de Oza acogió durante la mañana de ayer las pruebas de acceso a los plazas de socorristas en A Coruña. Fueron treinta participantes para un total de 29 plazas, a lo que hay que sumar a los alumnos de los cursos de formación de Move, la empresa concesionaria del servicio.

Una candidata realiza una RCP a un muñeco de prácticas | pedro puig
Una candidata realiza una RCP a un muñeco de prácticas | pedro puig

La playa de Oza acogió durante la mañana de ayer las pruebas de acceso a los plazas de socorristas en A Coruña. Fueron treinta participantes para un total de 29 plazas, a lo que hay que sumar a los alumnos de los cursos de formación de Move, la empresa concesionaria del servicio. En total, 65 personas. “La lista estará preparada para el lunes”, comentó uno de los coordinadores de Move, Daniel Pita.
Ya es el segundo año que Move se hace cargo de este servicio, que comenzará a mediados del mes que viene y que se prolongará hasta el 25 de septiembre, según anunció recientemente el Ayuntamiento. Aunque Pita, por ejemplo, tiene diez años de experiencia en los arenales coruñeses. Y muchos de los que ayer participaron en las pruebas son también veteranos de la campaña anterior. “Han venido muchos y los que no, es porque han encontrado un trabajo de lo suyo, de su carrera, porque esto siempre es algo temporal”, explicó Pita.
Con tabla de paddle surf 
Las pruebas a las que se sometieron ayer los candidatos son las básicas: lanzarse al agua, rescatar a una persona que se está ahogando y trasladarla a la playa, donde se le somete a una RCP (aunque es un muñeco de prácticas el que hace las veces de víctima). Todo, en el menor tiempo posible, aunque en Move también le dan mucha importancia a la tabla de paddle surf como elemento de salvamento innovador.
“Es muy útil, mejor que la moto acuática –explicó Pepe Palacios, profesor de salvamento– para el medio ambiente”. Aunque Move también utiliza motos acuáticas, muchos de los rescates pueden llevarse a cabo incluso más fácilmente en estas tablas blandas para evitar golpes, y donde se puede inmovilizar a la víctima. “Es el segundo año que las utilizaremos, y somos los únicos de la zona en hacerlo”, afirman. l

Comentarios