miércoles 23/9/20

Los mariscadores calculan las pérdidas por el último cierre de la ría en alrededor de 5.000 euros

El cierre de O Burgo impuesto por la Consellería de Mar el pasado 17 de febrero, que se levantó a última hora del jueves, ha supuesto unos 5.000 euros de pérdidas para los mariscadores de a pie de la ría. Sin explicación sobre el vertido de hidrocarburos que obligó a clausurar temporalmente la zona, los trabajadores recibieron la confirmación de que podrán volver a sus puestos de trabajo a partir del lunes.

El parón se impuso el 17 de febrero	patricia g. fraga
El parón se impuso el 17 de febrero patricia g. fraga

El cierre de O Burgo impuesto por la Consellería de Mar el pasado 17 de febrero, que se levantó a última hora del jueves, ha supuesto unos 5.000 euros de pérdidas para los mariscadores de a pie de la ría. Sin explicación sobre el vertido de hidrocarburos que obligó a clausurar temporalmente la zona, los trabajadores recibieron la confirmación de que podrán volver a sus puestos de trabajo a partir del lunes. A pesar de que confía en tener una semana buena, el colectivo lamenta que no se actúe para evitar las prohibiciones continuadas por distintos motivos que los ponen aún más en la cuerda floja.
Dos semanas después de que los índices de hidrocarburos sobrepasaran el límite legal impuesto por Europa, la ría vuelve a abrir para los mariscadores que, sin embargo, no podrán regresar hasta el lunes. El cierre ha supuesto la pérdida de cinco días de trabajo para cada uno de los 60 operarios de a pie (sin contar a los 30 que faenan a flote). 
“Perderíamos entre 80 e 100 euros por día e persoa porque depende do que colla cada un”, lamenta el presidente del colectivo más numeroso, Andrés Pena.   Según ese cálculo, en el mejor de los casos los autónomos dejaron de ingresar de forma global alrededor de 5.000 euros. Ante los continuos problemas que se han ido encadenando desde el año pasado, Pena critica que no se luche para evitar la contaminación. “Isto pasa dende que a Unión Europea baixou os índices de hidrocarburos de dez a cinco e se se sigue contaminando seguimos nas mesmas”, asegura. 

pendientes de mar y costas
Los mariscadores están molestos porque sienten que “sempre pagan os mesmos” y que cada vez se complica más su situación económica. En todo caso, confían en mejorar algo los ingresos entre el lunes y el viernes porque “parece que vai haber unas mareas bastante curiosas”. También le han solicitado a la Consellería do Mar que les permita bajar a la ría el sábado pero están pendientes de la confirmación. 
La agrupación también espera una respuesta a las alegaciones al respecto del proyecto de dragado de O Burgo. Esta misma semana entregaron en la Demarcación de Costas el documento firmado también por los alcaldes, así como por la plataforma en defensa del espacio.
Pena insiste –como se indica en el documento– en que no podrán convivir con las dragas operando como pretende el Ministerio de Medio Ambiente. “Estarán a revolver todo e sabe Dios o que sairá de aí”, avisa.

Comentarios